Cortan aspiración de comisionada de transparencia

El Congreso no tiene facultades para hacer el nombramiento, ya que invadiría las facultades de un órgano autónomo

Esperanza Barajas / Primer Cuadro / Heraldo de México
Esperanza Barajas / Primer Cuadro / Heraldo de México

Con las ganas de ser la presidenta del Instituto de Transparencia de la Ciudad de México, se quedó la comisionada Elsa Bibiana Peralta; resulta que le solicitó a la Comisión de Transparencia y Combate a la Corrupción del Congreso local ese nombramiento y le dijeron que no.

En una conversación con el diputado Carlos Castillo explicó que recibió la carta de la comisionada donde le solicitó ser nombrada presidenta, él por la misma vía le indicó que el Congreso no tiene facultades para hacer el nombramiento, ya que invadiría las facultades de un órgano autónomo, pues el artículo 49 de la Constitución establece que la presidencia del Instituto se define con el voto de los propios comisionados.

El legislador, que encabeza la Comisión de Transparencia, destacó que en el caso de la comisionada Peralta Hernández se le respetará el periodo para el que fue electa como lo establece el transitorio 33 de la Constitución, así que concluye en 2020 su cargo; por eso la convocatoria aprobada esta semana es para elegir a cuatro comisionados y espera que en diciembre ya pueda estar sesionando el Pleno. La diferencia entre ser una comisionada más o presidenta del Instituto son los poderes que se tienen al ser el representante legal, se encarga de la administración de recursos humanos, financieros y materiales; convoca y dirige sesiones; lleva la representación en foros, reuniones, negociaciones; propone el proyecto de presupuesto; rinde los informes; otorga los nombramientos del personal, entre otras facultades que se establecen en el artículo 71 de la Ley de Transparencia de la ciudad. Es decir, el que manda.

El problema fue que el 31 de marzo acabó el periodo para el que fueron electos los otros cuatro integrantes del Pleno del Instituto de Transparencia de la ciudad y la ALDF no nombró a los sustitutos y al iniciar abril, la única que estaba ahí era Peralta Hernández.

La mayoría de las actividades quedaron suspendidas, al grado de que el Instituto Nacional de Transparencia, de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), ejerció su facultad de atracción para resolver algunos recursos de revisión que interpuso la gente que sintió que no se respondió su solicitud; casi todas las dependencias incumplen con la obligación de ley que deben publicar en los portales.

Para este 2018, el presupuesto del Instituto de Transparencia de la ciudad fue de 143.4 millones de pesos, en el primer semestre tienen reportadas 78 mil 870 solicitudes de información de acuerdo con el portal, muy pocas para una población de más de 8.8 millones de habitantes.

Con una simple división se puede considerar que es un derecho caro y subutilizado.

El diputado Castillo dijo que habrá ahorros con la disminución de salarios de comisionados que no deben rebasar los 80 mil pesos y después se analizará el presupuesto de todo el órgano garante de la transparencia en la ciudad.

 

[email protected]

 @ESBARAJAS

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónPapa Francisco, el campeón del mundo

Papa Francisco, el campeón del mundo