Contra natura

Es inimaginable el efecto que tendría en la opinión pública que el PAN terminara en el sótano del Estado de México

Netlog

Contra natura es ir en sentido opuesto a la naturaleza o la moral, escribe la Academia Real Española. Contra natura sería que Trump se sentara con la flor y la nata de la ciencia mundial a discutir el calentamiento global en el que no cree, y que Messi se mudara del Barça para meter goles en el Real Madrid.

Contra natura son las alianzas entre el PAN y el PRD porque simulan ideologías, son montoneras y tramposas: Buscan su catafixia para que un partido apoye al otro y al revés.

La frase parece de Chabelo pero es de Manlio Fabio Beltrones, ex todo en la administración pública y uno de los santones del PRI, cosa que es relevante porque una de esas alianzas que satanizaba hace dos años podría hacer posible no una catafixia sino el Premio Mayor para Josefina Vázquez Mota o Juan Zepeda, candidatos del PAN y del PRD en el Estado de México, si alguno de los dos consigue que el otro decline en su favor para sumar fuerzas contra Delfina Gómez, candidata de Morena.

Si Delfina continúa en ascenso y Josefina en caída libre, no se necesita ser genio para ver la única posibilidad de restarle votos a la candidata de Morena: que Zepeda decline para respaldar a la panista Vázquez Mota.

Este escenario ha movilizado a los tres partidos: los priistas –la alarma está encendida en el PRI– para impedir que Zepeda ceda al ultimátum de López Obrador, porque si el PRD va con Delfina, Del Mazo está liquidado; los perredistas ante la oportunidad de levantar el partido de las ruinas, y los panistas –también en focos rojos– para evitar que Vázquez Mota termine en cuarto.

Es inimaginable el efecto que tendría en la opinión pública –a un año de la elección presidencial– que el PAN terminara en el sótano del Edomex y de que el PRI perdiera un estado que es para los priistas lo que La Casa Lannister, el territorio de los más ricos y corruptos, en Game of Thrones.

Es mucho lo que está en juego no solo para estos partidos, sino para el país; ¿se vale utilizar las posibilidades que abre la ley –que un candidato decline por otro– cuando en el Congreso llevan años congeladas iniciativas para reformar las leyes y regular la figura de candidatos independientes en condiciones y con los mismos recursos que los partidos?

Es válido, pero citando a Beltrones resulta ventajoso, inmoral, un acto contra natura.
Contra natura sería que gracias a un artilugio electoral los ciudadanos del Estado de México debieran soportar otro gobierno el PRI, cuando la encuesta publicada por El Heraldo de México cita un dato demoledor: 7.3 de cada diez mexiquenses desea un cambio político. Natural, en contraste, es que la candidata del PAN invierta su tiempo en atacar a la candidata de Morena y no tocar ni con un pétalo al primo de Peña.

Alianzas contra natura para que todo siga igual. Para que el tándem PRI-PAN se mantenga en el poder.

Columna anterior: Un puente para el PRI

¿Te gustó este contenido?