Construcción de la paz y percepción de seguridad

El reto que se nos plantea es establecer estrategias de persecución del delito y de sanción de personas responsables, con el apoyo necesario de las instituciones de procuración de justicia

Jesús Valencia  /  Colaborador / El Heraldo de México
Jesús Valencia / Colaborador / El Heraldo de México

Hablar de percepción o no percepción de seguridad, sin lugar a dudas, es un tema que debe de fundamentarse desde el punto de vista cuantitativo. El respaldo de cifras duras en el tema de seguridad, de procuración y administración de justicia debe ser sostenido en una metodología que dé lugar a la reflexión constructiva. En tiempos en los que el temor impera, la incertidumbre y la desconfianza en las instituciones son aspectos que deben ser atendidos de forma urgente, si lo que se pretende es la construcción de la paz.

La Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana es una herramienta que permite medir la percepción de seguridad, así como el desempeño de las policías preventiva municipal, estatal, federal, la Guardia Nacional, el ejército y la Marina, cumpliendo funciones de seguridad pública, entre otros aspectos.

La más reciente corresponde al periodo de abril a junio de 2019, en un grado de probabilidad y con el estudio por cobertura geográfica en 70 ciudades, dividida en cuatro regiones y con una distribución en 32 entidades federativas.

Arroja datos que deben ser puestos en mesa de soluciones que permitan superar la cifra de 73 por ciento de percepción de inseguridad de la población encuestada.

Un dato que resalta es que 33.4 por ciento de los mayores de 18 años considera que la delincuencia seguirá en condiciones negativas y 26.9 por ciento, que va a empeorar. Las conductas delictivas que mayor temor producen son: a) robo en cajero automático en vía pública; b) robo a transporte público y c) robo a banco. La encuesta también plantea aspectos medidos como el consumo de alcohol, la venta y consumo de drogas y el vandalismo, entre otros.

El reto que se nos plantea para la construcción de la paz y la mejora de la percepción de seguridad entre la población para establecer estrategias de persecución del delito y de sanción de personas responsables, con el apoyo necesario de las instituciones de procuración de justicia: mejores investigaciones y respuesta más eficaz en la atención a víctimas y ofendidos del delito, además; el asimilar que el problema de la inseguridad y el flagelo del delito deben ser factores a resolver desde su génesis, acudiendo a un sistema preventivo, instruyendo, capacitando y dotando de medios para tal fin a las autoridades que cumplen con funciones de seguridad pública, propiciar la noción de policía de proximidad y de redes ciudadanas, donde la desconfianza de la población en las autoridades se reemplace por tranquilidad, comunicación y coordinación; concientizar a la población de su participación para reducir las cifras, siendo menos tolerante con el delito, denunciando y apoyando al Estado.

Por Jesús Valencia

Titular de Estrategia para la Paz con Entidades de la SSyPC

@VALENCIA_GUZMAN

edp

¿Te gustó este contenido?