Conejitas en la Colección Jumex

Representar los senos de una mujer con pantimedias viejas rellenas de algodón y su sexo con una cubeta, quizá resulte una ofensa, y ése podría ser justo el objetivo. La obra es parte de la serie Conejitas de Playboy, de Sarah Lucas, quien busca cuestionar la percepción de la figura femenina como objeto sexual.

Conejitas en la Colección Jumex

En lo personal, la británica que alcanzó la fama en los 80, es una de mis favoritas, pues logra con simpleza y humor negro, retratar no sólo la percepción que se tiene de una mujer, sino, además, transmitir con pericia la sensación pueril que reafirma los estándares de género.

Su arte se conforma principalmente por esculturas móviles que forman analogías irreverentes y antropomórficas de senos y falos; alcanzando una complejidad física, cultural y hasta psicoanalítica.

Además, su fantástico sentido de los materiales, nos entrega piezas con texturas vivas como: telas, plásticos, fruta, huevos, cenizas y más, esquivando el conformismo de crear obras sólo de barro o piedra.

El arte de Sarah Lucas puede ser visto en México en la exposición PODRÍA SER (UNA FLECHA): UNA LECTURA DE LA COLECCIÓN JUMEX, la cual reflexiona sobre las asociaciones que se tienen de la figura femenina, y nos invita a invertir la mirada tradicional dirigida hacia la mujer para que ahora sea ella quien interrogue al espectador.

La exposición vale mucho la pena, pues además reúne el trabajo de al menos 40 artistas, entre quienes se encuentran las más influyentes del mundo. La muestra nos invita a cuestionar cómo percibimos la realidad a partir de la fotografía y el cine. Un interesante análisis en estos días, donde los medios y redes reafirman a cada instante los símbolos femeninos y masculinos, haciéndolos cada día más risibles.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRuy Febén y Carlota Rangel / Señales de humo / El Heraldo de México

Lo que se quemó