Cómo salvar a víctimas de trata de personas

Basta con descargar una aplicación en el teléfono celular llamada TraffickCam

Rosi Orozco / Colaboradora / El Heraldo de México
Rosi Orozco / Colaboradora / El Heraldo de México

Los días de asueto de Semana Santa están a menos de un mes de distancia y es importante saber que tus vacaciones podrían salvar la vida de una víctima de trata de personas.

Cada día, miles de habitaciones de hotel son usadas como calabozos para niños, niñas y mujeres atrapadas en redes de explotación sexual. Los tratantes suelen utilizar los hospedajes -que van desde hoteles cinco estrellas hasta moteles de paso- como casas de seguridad y escenarios para fotografiar a sus víctimas, retenerlas ahí mientras distribuyen sus imágenes en catálogos físicos o digitales y aprovechar la privacidad de la habitación para venderlas a clientes explotadores nacionales o a extranjeros, atraídos por la fama que tiene México como segundo destino de turismo sexual en el mundo, solo detrás de Tailandia.

El reto de revisar, todos los días, todas las habitaciones de hoteles del país en busca de víctimas es imposible. Ninguna nación tiene los recursos policiacos para hacer ese trabajo crítico. Sin embargo, la tecnología, apoyada por la solidaridad de las personas, está asumiendo ese reto titánico.

Basta con descargar una aplicación en el teléfono celular llamada TraffickCam, es gratis y disponible para cualquier sistema operativo. Con esa app, el usuario puede fotografiar la habitación del hotel a la que llega e ingresar los datos del alojamiento, sin importar su lujo, modestia o ubicación.

El programa almacena la fotografía en una base de datos que especialistas internacionales usan para futuras investigaciones.

Todo es analizado: las lámparas, las cortinas, las puertas, los cuadros en las paredes, el piso y hasta el color de las sábanas y almohadas. Esas imágenes son importantes porque retratan el estado real de la habitación, en lugar de las estilizadas y editadas fotografías que suelen usar los hoteles en sus páginas de internet para atraer clientes.

Luego, las imágenes son usadas por programas de inteligencia artificial como Hoteles 50-K, creado por ingenieros de la Universidad George Washington, Universidad Temple y el gigante de software Adobe, que sirven como detectives digitales.

Cada vez que las autoridades se topan con una fotografía en internet o en un catálogo de servicios sexuales y creen que podría ser de una víctima atrapada, Hoteles 50-K compara el hallazgo con las imágenes de usuarios de TraffickCam. En minutos, el programa señala con precisión el hotel donde está la presunta víctima, lo que permite un rápido rescate.

Hasta ahora, los usuarios de TraffickCam han tomado más de un millón de fotografías en 50 mil hoteles. Podría parecer mucho, pero, según cifras conservadoras de la firma turística STR, hay en el mundo, al menos, 17.5 millones de habitaciones de hotel, eso sin contar AirBnb y plataformas similares. Más fotografías significa más posibilidades de salvar una víctima. Cambiar una vida es tan sencillo como bajar una app, tomar una fotografía y disfrutar las vacaciones.

 

Por ROSI OROZCO

@ROSIOROZCO

¿Te gustó este contenido?