La receta de Chepina

A partir de esta edición, y cada primer viernes de mes, encontrarás en nuestro suplemento la colaboración de Chepina Peralta, quien está de vuelta en El Heraldo de México

Chepina Peralta/ Columnista de El Heraldo de México/ Columna Con Chepina
Chepina Peralta/ Columnista de El Heraldo de México/ Columna Con Chepina

Bienvenidos, mis queridos amigos, me refiero a todos aquellos que nos conocimos desde hace tantos años, a través de la televisión, la radio o las presentaciones, a todos aquellos que nos encontramos en diferentes lugares y a todos aquellos que vi y escuché formar tantos recuerdos. Yo te veía en la tele y hacía tus recetas; mi mamá no se perdía tu programa; yo estudié cocina porque me gustaba verte, todos estos encuentros y recuerdos me han hecho sentir muy afortunada por tenerlos. Y ahora deseo que me acompañen en mi nueva casa de trabajo: El Heraldo de México.

  1. Y, por supuesto, esta invitación va para todos los nuevos amigos; les prometo que nos vamos a ir conociendo a través de este espacio. A ustedes también, bienvenidos. Les aseguro que la vamos a pasar muy bien con temas muy interesantes sobre gastronomía, pero sin dejar atrás la salud y cultura, que también se desprenden de la cocina.

La receta de Chepina Peralta

¿Qué les parece si para empezar la comida este domingo, hacemos un espléndido molcajete?, así recordamos juntos viejos tiempos y les digo cómo hacerlo:

  1. Ponemos un molcajete limpio con las patitas hacia arriba sobre una hornilla encendida de la estufa.
  2. Sobre la plancha o con una sartén grande y con poco aceite, poner por unos minutos tiritas de bistec de res, de 15cm, con poca sal y pimienta, seis cebollitas de cambray limpias con rabo, para que se cocinen.
  3. Cuando esté caliente el molcajete, hay que ponerlo sobre una tabla para proteger la mesa y rápidamente colocar dentro la carne, las cebollitas y unas cuantas tiras de queso ranchero para que se termine de cocinar con el calor del molcajete.
  4. Ya servido en la mesa, deberán estar esperando unas tortillitas calientes y una rica salsa de tomates verdes.
  5. Para la salsa: Ponemos en media taza de agua cinco tomates verdes, un chile verde, una ramita de cilantro y la punta de una cucharadita de sal, y dejamos hervir por ocho minutos a fuego suave; cuando estén fríos, se muelen y se fríen por cinco minutos.

POR CHEPINA PERALTA

lctl

¿Te gustó este contenido?