Cómo entrenar a tus hijos

Para escaparnos de la locura post nominaciones al Oscar, hoy vamos a hablar de una cinta que se estrenará propiamente: Cómo entrenar a tu dragón 3

Cómo entrenar a tus hijos

Esta semana se dieron a conocer los nominados para la entrega 91 de los premios que otorga la Academia de Hollywood a lo mejor del cine, en donde Roma de Alfonso Cuarón recibió 10 postulaciones. Creo que en estos días se ha hablado mucho del tema y por supuesto que yo tengo bastante qué decir y lo haré en las siguientes semanas conforme se vayan estrenando las cintas.

Por ejemplo este fin de semana se estrena una de las competidoras de Roma, se trata del filme Si la colonia hablara (If Beale Street Could Talk), dirigida por Barry Jenkins, a quien recordamos por haber dirigido y adaptado el guion del filme Luz de Luna (Moonlight), el cual en 2017 obtuvo tres premios Oscar, entre ellos el de Mejor Película (Con todo y que por poco La La Land, le roba la estatuilla).

Esta cinta que obtuvo tres postulaciones al Oscar, refleja en gran medida el espíritu de su cineasta, pues de nueva cuenta vuelve a otorgarnos una historia afro americana que refleja el racismo que existía en la década de los 70, pero contado de una manera distinta y a través de los ojos de una joven de 19 años enamorada. Aunque el ritmo de la película es un tanto lento, hay que reconocerle a Jenkins su capacidad para lograr una gran conjunción narrativa y visual.

Para salirnos un poco del mundo oscareable, quiero hablar del estreno de Cómo entrenar a tu dragón 3, filme que se podrá ver en todas las salas mexicanas a partir de la próxima semana.

Primero tengo que decir que soy un tanto enemiga de las secuelas y aún más cuando hablamos de una tercera o cuarta entrega. Sin embargo, debo reconocer que cuando se trata de filmes familiares o animadas, que por lo general van dirigidas al público infantil, puedo justificar un poco que las casas productoras alarguen las historias, sobre todo porque son personajes que logran un cierto grado de identificación con ese público que es un tanto exigente.

Llegué a la sala de cine acompañada de mis sobrinos, Mía de 3 años y Andrés de 11, un tanto escéptica sobre lo que me iba a encontrar en la pantalla. La realidad es que me gustó mucho porque de cierta forma cierra con esta trilogía de una manera bastante decente y con un mensaje tan fuerte como las cintas anteriores.

Mi sobrina Mía, dejó de prestarle atención a los 50 minutos, pero el resto de los niños estuvieron muy pendientes y hasta derramaron una lagrimita.

¿Qué me gusta de esta saga? Que sin duda tiene guiones inteligentes que no subestiman la inteligencia de los más pequeños del hogar y abarca temas como la discapacidad, la pérdida de un ser querido y la convivencia entre humanos y animales, pero de una forma, de pronto tan explícita, que hasta te deja un nudo en la garganta y hay que explicarles bien a los niños lo que sucedió en la pantalla. Muy recomendable.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónEl activista

El activista