Comercio exterior, buenos resultados

El INEGI acaba de dar a conocer los resultados de la IFB para el pasado mes de octubre

Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México
Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México

                                                                                         

El INEGI acaba de publicar los resultados de la Balanza Comercial (BC) de México con el resto del mundo, con datos para noviembre de 2018.

En noviembre las exportaciones (EX) sumaron 38 mil 544.3 millones de dólares, las importaciones (IM) alcanzaron 40 mil 926.1 millones, por lo que el resultado de la BC fue un déficit comercial (DC) de 2 mil 381.8 millones de dólares.

Con relación a noviembre de 2017, en noviembre del 2018 las EX resultaron 2.8 por ciento mayores, las IM aumentaron 10.4 por ciento, y el DC terminó siendo 483.9 por ciento mayor. Buena noticia: más comercio exterior (bueno) con las IM creciendo más que las EX (mejor).

Entre enero y noviembre de 2018 las EX sumaron 413 mil 043.0 millones de dólares, las IM alcanzaron 428 mil 583.7 millones, por lo que el DC sumó 15 mil 540.7 millones de dólares.

Comparado con el período enero – noviembre de 2017, entre enero y noviembre de 2018 las Ex resultaron 10.6 por ciento mayores, las IM aumentaron 11.5 por ciento, lo cual dio como resultado un DC 41.7 por ciento mayor. Nuevamente buenas noticias: más comercio exterior (bueno) con las IM aumentando más que las EX (mejor).

¿Por qué aplaudo que las IM sean mayores, y que crezcan más, que las EX? Porque con las EX satisfacen sus necesidades los extranjeros y con las IM las satisfacemos nosotros, de tal manera que, para nosotros, son más importantes las IM que las EX, como para cualquiera es más importante lo que compra que lo que vende (comprar es el fin, vender es el medio).

El que las IM sean mayores, y que estén creciendo más, que las EX, da como resultado el DC en la BC, lo cual quiere decir que con los dólares que recibimos a cambio de las EX no alcanza para pagar las IM, por lo que de algún otro lado tienen que salir esos dólares, y salen, o de las remesas, o de la inversión extranjera, o de préstamos, o de repatriación de capitales, siendo lo más conveniente que salgan de las inversiones extranjeras, resultando lo más adecuado que sean inversiones extranjeras directas (IED), que produzcan bienes y servicios, creen empleos y les permita, a quienes obtienen esos puestos de trabajo, generar ingresos. Con la IED se matan dos pájaros de un tiro: se obtienen los dólares para financiar el DC y aumenta la producción, el empleo y el ingreso.

Lo ideal es el DC en la BC (véase el anterior Pesos y Contrapesos) y que el mismo se financie con IED, para lo cual hay que hacer de la mexicana una economía segura y confiable, ¡más segura y más confiable!, para que los capitalistas extranjeros decidan invertir directamente en ella. Y eso, qué tan segura y confiable será la economía mexicana en los próximos años, es lo que está en duda con un gobierno, el de AMLO, que no acaba de entender la importancia de la IED, y de la actividad empresarial en general, para el progreso económico de los mexicanos. La cancelación del NAICM en Texcoco es la muestra.

 

Por ARTURO DAMM

Twitter: @ArturoDammArnal

¿Te gustó este contenido?