Combinación perfecta

El combate al neoliberalismo amenaza a la libertad individual y a la propiedad privada, que en México dejan mucho que desear

Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México
Arturo Damm / Pesos y contrapesos / Heraldo de México

 

 

AMLO recela de la economía de mercado, de la libertad individual de los agentes económicos para emprender y de la propiedad privada sobre los medios de producción, indispensable para poder producir, ofrecer y vender. Quien desconfía de la economía de mercado desconfía de la libertad individual, de la planificación descentralizada de las actividades económicas, llevada a cabo por los agentes económicos particulares, y de la propiedad privada, confiando en sus contrarios: la planificación centralizada de la actividad económica nacional, realizada por el gobierno, y la propiedad gubernamental de los medios de producción.

 

En materia económica el neoliberalismo, que para AMLO es la causa de nuestros males y problemas, es economía de mercado, de tal manera que la crítica al neoliberalismo es la crítica a la economía de mercado, por lo que el combate al neoliberalismo es también, y de manera principal, el combate a la economía de mercado, a la libertad individual de los agentes económicos para emprender, a la propiedad privada sobre los medios de producción.

 

El combate al neoliberalismo amenaza a la libertad individual y a la propiedad privada, que en México dejan mucho que desear. Según el Índice de Libertad Económica 2019, de la Heritage Foundation, México ocupa el lugar 66 entre 180 naciones, con una calificación de 6.5 sobre 10. De acuerdo al Índice Internacional de los Derechos de Propiedad 2018, de la Property Rights Alliance, México tiene una calificación de 5.2 sobre 10, ocupando la posición 72 entre 125 países. Estos resultados nos indican, en el mejor de los casos, que en México la economía de mercado deja mucho que desear, y que falta mucho para tener una verdadera economía de mercado. ¿Avanzaremos en esa dirección? No.

 

Al recelo de AMLO hacia la economía de mercado hay que sumarle las amenazas que, contra la libertad individual para emprender y la propiedad privada sobre los medios de producción, encontramos en la Constitución. Gracias al tercer párrafo del artículo 25 es posible sustituir la planeación descentralizada de las actividades económicas, llevada a cabo por los agentes económicos particulares, por la planeación centralizada de la actividad económica, a cargo del gobierno, y gracias al cuarto párrafo del artículo 28 es posible la expropiación de los medios de producción, la sustitución de la propiedad privada por la propiedad gubernamental.

 

El recelo de AMLO hacia la economía de mercado, más lo que hacen posible los artículos 25 y 28 constitucional, son la combinación perfecta para gubernamentalizar la economía, algo que ya empezó a darse con la imposición de precios de garantía a ciertos productos del campo y con la intención de volver al PEMEX y a la CFE que se tenían antes de la reforma energética, todo lo cual debe preocupar.

 

¿Hasta dónde llegará la gubernamentalización de la economía con AMLO?

 

[email protected]

@arturodammarnal

¿Te gustó este contenido?