Combatir la corrupción

La sociedad civil ha empujado la rendición de cuentas y el sistema anticorrupción

Verónica Ortiz / Ventana política / Heraldo de México
Verónica Ortiz / Ventana política / Heraldo de México

América Latina ha padecido el flagelo de la corrupción por décadas, en perjuicio del desarrollo económico, la gobernabilidad y los derechos humanos de su población. Sin embargo, en los últimos cinco años mucho ha cambiado. A juicio de la Sociedad y el Consejo de las Américas (AS-COA), las investigaciones de los casos Lava Jato en Brasil y La Línea en Guatemala detonaron un movimiento sistémico que está derribando la impunidad en los primeros niveles políticos y económicos.

Para comparar experiencias y con base en información pública, AS-COA presentó esta semana su primer Índice de Capacidad para Combatir la Corrupción (CCC)*. Se evalúan ocho países que representan casi 90% del PIB regional. En lugar de percepción o costo económico de la corrupción, el CCC mide las habilidades de cada país para exponer, castigar y prevenir la corrupción en tres categorías: 1. Capacidades legales, 2. Democracia e instituciones políticas, 3. Sociedad civil, medios y sector privado.

El retrato es poco halagador para México. Con 4.65/10 de calificación, ocupamos el 6º sitio, solo por arriba de Guatemala y Venezuela. Los mejor evaluados: Chile (6.66), Brasil, Colombia, Argentina y Perú. Los últimos, Guatemala y Venezuela (1.71).

Sobre México, el estudio destaca falta de avances. En Capacidad legal persiste debilidad del poder judicial aún dependiente del poder político; una incompleta transición hacia el sistema penal acusatorio y falta de resultados concretos por parte de la nueva fiscalía anticorrupción. En cuanto a Democracia e instituciones políticas, el cumplimiento de la legislación en México es deficiente y las investigaciones de casos de corrupción siguen politizadas.

En contraste, el impulso anticorrupción en México ha venido desde fuera del ámbito gubernamental. La sociedad civil ha empujado la rendición de cuentas y el sistema anticorrupción. A su vez, el desarrollo de periodismo de investigación ha puesto al descubierto importantes casos de corrupción.

Por ejemplo, más que capacidades legales, Chile, Brasil, Colombia y Argentina comparten solidez de instituciones democráticas y sociedad civil.

Para los autores del CCC, no hay una receta infalible ni solución simple. Los avances en materia anticorrupción son fruto del trabajo sostenido y conjunto de gobierno, sector privado y sociedad civil. En todo caso, a mayor nivel de impunidad peor lugar en la tabla.

Baja California.- Contraviniendo precedentes de la Suprema Corte, resoluciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y un exhorto del Congreso nacional; con la opinión pública en contra, incluídas voces tan importantes como las de Muñoz Ledo, Sánchez Cordero, Encinas, Cárdenas, Woldenberg, entre otras, la temeridad del Congreso de Baja California sólo se explicaría por la anuencia presidencial. Efectivamente, PAN y PRI aprobaron la reforma, pero la iniciativa fue del diputado morenista Víctor Manuel Morán, respaldado por el gobernador electo y la dirigente nacional de Morena.

*The Capacity to Combat Corruption Index. www.as-coa.org

Por Verónica Ortiz

[email protected]

@veronicaortizo

edp

¿Te gustó este contenido?