Colapsado, el sistema de impartición de justicia

Existe una desconfianza con los integrantes del PJCDMX, que son todo, menos independientes

José Óscar Valdés Ramírez / Heraldo de México
José Óscar Valdés Ramírez / Heraldo de México

En la CDMX se dio hace unos días la segunda sentencia más cuestionada por un organismo de derechos humanos a nivel internacional por segundo año consecutivo. Casi pasó desapercibida la nota, salvo en redes sociales, de la sentencia dictada cuando Edgar Elías manejaba el Poder Judicial, y puso a su alfil Álvaro Augusto Pérez Juárez, quien dejaba a su hijo litigar en su nombre, bajo el gobierno del PRD del corrupto de Mancera, Serrano y compañía.

Desde Los Pinos se empujó al magistrado Rafael Guerra, operado directamente por Julio Scherer, a través de sus ejecutores políticos. Los votos no le daban para llegar, amén de que estaba en puerta un linchamiento en prensa por su manejo del caso News’ Divine. Después de un cabildeo intenso se logró el cometido, el manejo de Elías completamente nefasto, hombre corrupto, déspota y cínico. Si el PRI pregunta qué alentó su derrota, es gente como este personaje que lo encubrió en una embajada para protegerlo.

En el 2018 el juez de lo familiar Andrés Linares Carranza ganó el premio El Garrote, que otorga la Organización Internacional Women´s Link Worldwide por la sentencia más sexista.

Si en verdad el magistrado Rafael Guerra es el cambio, debe iniciar consignando a Edgar Elías por el desfalco de pensiones que dio a una empresa acusada de fraude, investigar sus bienes, así como los despachos en los que operaba el hoy embajador de México en los Países Bajos, debe remover y consignar a jueces corruptos que manejan los turnos cobrando 80 mil pesos por asignar asuntos en juzgados. En un día turnaron 12 demandas civiles a un mismo juez de distintos asuntos que tenían relación y las apelaciones las arreglaban con salas afines todo desde la presidencia del Tribunal. En este país sigue el privilegio de la amistad, no del conocimiento. Guerra viene del pueblo, es un hombre de la cultura del esfuerzo no del privilegio, desde bolero hasta mecanógrafo es como fue escalando en el PJ. Conoce el sistema, sabe lo difícil que es aplicar la ley, egresado de la ENEP Aragón, en la UNAM, doctorado en Ciencias Penales, ICJES 2007 hoy Universidad Tepantlatlo, fue mi maestro en maestría y doctorado, hombre recto. Este reto no será fácil. Hoy existe una desconfianza con los integrantes del PJCDMX, que son todo, menos independientes. Espero que el magistrado Guerra dé la transformación. Que sea un Tribunal de Justicia, hoy es una negociación mercantil al mejor postor, que los despachos de los nefastos abogados que Edgar Elías comandaba rindan cuentas.

Los capitalinos merecemos que regrese la autonomía, que acabe la ley por encargo, levantemos la voz. El cambio empieza por la impartición de justicia, pronta y expedita como lo marca la Constitución, artículo 17. Que se aplique el artículo 36 de la Ley Orgánica del TSJCDMX fracción VIII mismo que Edgar Elías y su encargado de despacho no aplicaron con ellos: ni justicia, ni pronta ni expedita, ésa es la ecuación a resolver, estaremos atentos.

 

ACTIVISTA JURÍDICO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónMartha Anaya / Alhajero / Heraldo de México

La mirada de Santiago Nieto