Ciudad global

En Nueva York abrió sus puertas Hudson Yards, donde los clientes tendrán una experiencia alrededor de la compra y apoyados por la tecnología

Ciudad global

Dicen que de la vista nace el amor, y Nueva York es de esas ciudades de las que uno queda enamorado aun sin haber estado ahí. Sólo basta con haber visto Breakfast at Tiffany’s, When Harry met Sally, The devil wears Prada o series como Friends o Sex and the City para sentirte como un local, como si conocieras y una vez que tienes la suerte de conocer siempre quedas con ganas de regresar.

Nueva York es la ciudad que nunca duerme, La Gran Manzana, la ciudad más difícil para triunfar. Este pasado 15 de marzo abrió sus puertas a uno de los más grandes desarrollos inmobiliarios antes vistos: Hudson Yards. Desde Rockefeller Center, terminado hace 80 años, no se había desarrollado nada de esta magnitud en el negocio inmobiliario privado.

En donde antes solamente había vías de tren, ahora los desarrolladores Related Companies in Oxford Properties Group tienen un proyecto nunca antes visto, en el que va a existir –todavía no se termina de construir– todo lo que se te puede ocurrir: desde departamentos de 67 millones de dólares, spas, hotel, museo, centro cultural, restaurantes, gimnasio, tiendas de las marcas más lujosas las cadenas de fast fashion, hasta estancia privada para perros.

La estructura central asemeja a un panal de abejas de hierro, está hecha en Italia, y será posible escalarla a pie e ir gozando de la vista al hacerlo.

En una época en donde los centros comerciales sufren su mayor crisis, este grupo decide invertir más de 20 billones de dólares en un complejo, cuya atracción principal es justamente sus comercios.

Pero la decisión ha sido tomada conscientemente con la tienda Neiman Marcus como ancla principal, la primera en la ciudad, y ofreciendo a los consumidores un estilo de vida de lujo que va más allá de lo que se tiene y a lo que se vive. Lo que los clientes tendrán es toda una experiencia alrededor de la compra y un servicio excepcional apoyado por la tecnología, pero operado por humanos.

En vez de kiosco de información, habrá personal de servicio capacitado con ipads por los siete pisos, asistiendo a las personas con dudas o ayudándolos con reservaciones para los bares o restaurantes. Se supone que no habrá nada del inventario que no podrás conseguir, pues las marcas tendrán la última tecnología para poder localizarte rápidamente cualquier prenda y traértela.

En un mundo digital, donde todo se compra en línea, las tiendas físicas serán responsables de crear un vínculo con el cliente.

Podrás comprar también en línea y recogerlo en la tienda. Es decir, la experiencia será a tu medida.

Según un estudio publicado por McKinsey, el gasto en entretenimiento y viajes ha crecido cuatro veces más rápido que el gasto en objetos y, más aun, el gasto en el mercado del wellness, por lo que parece que este lugar lo va a abarcar todo: cualquier deseo o capricho millonario que puedas tener.

 

Por BRENDA JAET

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónAlberto_Aguilar

Kantar México es ya una sola marca, en “top 3” en investigación de mercados y en espera de nuevo dueño