Ciudad adversa para Margarita

El PAN en la capital está convertido en las tercera fuerza electoral, una estructura que no le es favorable a Margarita y que podría apoyar a Ricardo Anaya


El pasado 2 de marzo la pareja que integran Margarita Zavala y Felipe Calderón acudió al Comité Delegacional de Álvaro Obregón para refrendar su militancia con el PAN, de esta forma tienen sus derechos partidistas en orden; pero la ciudad no es precisamente el mejor bastión para las aspiraciones de la esposa del ex presidente.

A los integrantes del Comité ubicado en Barranca del Muerto 376, les avisaron de la visita que iban a tener para que estuvieran preparados. Como siempre primero llegó el equipo de avanzada del ex presidente y poco a poco de forma mesurada se colocaron en las inmediaciones los elementos de seguridad que acompañan a Calderón Hinojosa.

Como viven en Las Águilas, les corresponde acudir al Comité Delegacional de Álvaro Obregón; fue una visita discreta, si se toma en cuenta que ella es una aspirante presidencial y él un ex mandatario.

Felipe Calderón reconoció el trabajo de los integrantes del órgano panista y los felicitó por el triunfo que lograron para encabezar este Comité, lo interesante es que en ese proceso de competencia interna le quitaron de las manos a Mariana Gómez del Campo el control que había tenido en la demarcación.

Además el ex presidente grabó un mensaje para la militancia y los invitó acudir a los Comités para actualizar sus datos en el blanquiazul. Calderón fue quien habló y llevó la interlocución con sus compañeros de partido, Margarita Zavala no interactúo más allá con ellos, fue cordial pero lejana.

Hace algunos años el grupo que encabeza la senadora Mariana Gómez del Campo, era la que tenía el control mayoritario de Acción Nacional en la Ciudad de México, su crecimiento político dio el estirón cuando su primo político, Felipe Calderón fue presidente de la República.

En 2007 fue presidenta del PAN en el Distrito Federal y en 2009 diputada local, en ese periodo destacó por el arrojo con que enfrentaba al jefe de gobierno de Marcelo Ebrard, quien por cierto se rehusó a reconocer a Calderón Hinojosa como presidente; lo hizo al final del sexenio.

Mariana Gómez del Campo le heredó el poder del PAN capitalino a Jorge Romero, quien la rebasó y a la fecha tiene en control mayoritario del blanquiazul en la ciudad. Bajo el dominio del coordinador de los diputados panistas en la ALDF están los Comités de Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Miguel Hidalgo, Iztapalapa, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Tlalpan, Magdalena Contreras y por supuesto Benito Juárez.

El diputado Jorge Romero es uno de los políticos cercanos al dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, y apoya su proyecto para buscar por la candidatura presidencial y contender en las elecciones del 2018.

Hoy el PAN en la capital está convertido en las tercera fuerza electoral, Jorge Romero pondrá las canicas que tenga para apoyar a Ricardo Anaya, poquito o mucho al final todo suma. Quizá por eso Margarita Zavala mantiene un bajo perfil ante una estructura partidista que le es adversa.

 

Columna anterior: Falso debate, proponer alcaldía abierta

¿Te gustó este contenido?