CIE, su renovada vida

La empresa de Alejandro Soberón se ha reposicionado enormemente en los últimos años por haber producido el más espectacular de los Premios de la Fórmula 1

CIE, su renovada vida

El domingo asistí una de las funciones de la obra El Hombre de la Mancha, en el teatro San Rafael. Puedo decir que, si bien el teatro musical no es mi entretenimiento favorito, la producción de esta obra es muy completa. Desde la escenografía hasta la música, así como las interpretaciones, tienen una gran calidad. El público lo aprecia. El teatro estaba abarrotado y la gente expectante. Los aplausos fueron nutridos.

Este tipo de espectáculos son norma desde hace años, gracias a Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), la empresa de Alejandro Soberón que en los últimos años se ha reposicionado enormemente por haber producido el más espectacular de los Premios de la Fórmula 1. Si alguien hubiese pronosticado hace tres años que el de México se convertiría en el más apreciado de todas las competiciones de autos, prácticamente todo mundo habría dicho que era imposible. Pero CIE lo logró y con ello retomó con bríos su liderazgo.

CIE ha mostrado una capacidad de renovación notoria. Si uno mira con cuidado su último reporte enviado a la bolsa es posible ver cómo su división de entretenimiento está entrando en un período virtuoso, con crecimiento modesto a lo largo del año pero que va acelerando conforme avanzan los meses. En verano esta división creció en ingresos 10 por ciento, nutridamente potenciados por espectáculos como los de Ariana Grande, Timbiriche o Alejandro Fernández.

Y más que sus ingresos, es muy notorio el veloz crecimiento en su utilidad antes de intereses e impuestos en esa misma división, que ha brincado 22 por ciento en lo que va del año, lo que revela la recomposición operativa al interior. Esa división aporta ventas equivalentes al 84 por ciento del total.

CIE continúa refinanciando deuda y emitiendo bonos en el mercado para prepagar vencimientos, incluso por anticipado. También ha continuado la desincorporación de algunos negocios, en lo que se volvió experta, pero lo que también le permitió reconcentrarse en lo que sabe hacer muy bien: producir y promover eventos.

CIE no está solo. El competidor Grupo Avalanz ha crecido con fuerza en recintos como la Arena Ciudad de México, que recibe a decenas de artistas y espectáculos de alto calibre, como Maluma o Kate Perry, de próxima aparición ahí. Y esa interacción competitiva —en un mercado de clase media creciente— es lo que está obligando a todos a sofisticar producciones, elevar la barra de la industria, y a que CIE haya reencontrado su camino generando resultados notorios. Visibles incluso fuera de México.

REYES MAGOS DE NISSAN

Llegarán en enero a Japón y traerán para los japoneses un nuevo servicio de vehículos compartidos que permitirá a los usuarios experimentar las avanzadas tecnologías de la compañía en electrificación e inteligencia de vehículos. Llegó la autonomía masiva.

Columna anterior: Guajardo, 5 años, su foco es entregar el TLCAN

¿Te gustó este contenido?



Lo mejor del impreso
OpiniónRealidad política definirá futuro

Realidad política definirá futuro