Chango viejo no aprende maroma nueva

La mayoría de los cuadros de Morena militaban en el PRD y es muy complicado desprenderse de esos 28 años de escuela. Para muestra, la CDMX

Morena obtuvo su registro en 2014, su crecimiento en las preferenciales electorales va de la mano con la empatía que genera Andrés Manuel López Obrador con una buena parte de la población, pero la mayoría de sus cuadros militaban en el PRD y es muy complicado desprenderse de esos 28 años de escuela. Y cada día se parecen más.

Un ejemplo fue la sesión del Consejo Estatal en la Ciudad de México celebrado este fin de semana, la mayoría decidió que las encuestas definan a los coordinadores –futuros candidatos– a la Jefatura de Gobierno y 15 de las Alcaldías, sólo en Álvaro Obregón se consensó la postulación de la campechana Layda Sansores. El mensaje que enviaron obviamente no es de acuerdo, sino de disputa.

Desde el alto mando de Morena la instrucción era buscar el mayor número de acuerdos para las postulaciones y por el resultado, queda claro que no se promovió. Andrés Manuel López Beltrán traía bajo su responsabilidad la ciudad, pero un personaje no se le separaba, lo llevaba a reuniones, le aconsejaba, era Clara Brugada, presidenta del Consejo Estatal y mancuerna de Martí Batres. Ella con más experiencia rebasó al joven y las tribus aparecieron.

Martí Batres, presidente de Morena, operó en su momento y demostró tener la tribu con la mayoría de votos del Consejo, de la misma forma que lo hacía cuando estaba con los Bejaranos y eran la corriente más fuerte en el DF; otro grupo de cuña muy perredista respaldó a Claudia Sheinbaum; una fracción importante apoyo a Ricardo Monreal a quien muchos morenistas le recalcan su pasado priista y su origen zacatecano. Obtuvieron 84, 76 y 64 votos respectivamente; Mario Delgado se quedó al margen con 4 votos.

La encuesta medirá a los tres primeros, aunque Delgado anunció que solicitará al Comité Nacional de Elecciones que lo incluyan en la encuesta.

El Congreso Nacional de Morena acordó que el 3 de septiembre deben estar definidos los coordinadores, pero cuántas encuestas se harán en la ciudad, porque si se repite el esquema del Congreso hay que sumar los 40 distritos locales –en caso de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación cambie hoy la determinación del Constituyente que los dejó en 33— y los 24 distritos federales, ¿80 encuestas?

Y al revisar la lista brincan nombres como Francisco Chiguil en Gustavo A. Madero, ya se le olvidó el caso News Divine donde nueve jóvenes murieron; María Rojo ya fue delegada Coyoacán y dejaba la operación en manos de Raúl Flores; Armando Quintero quiere volver a Iztacalco, ya se sacudió los escándalos en la Secretaría de Transporte por incremento de taxis piratas, emplacar a las camionetas con detenidas en Nicaragua con millones de dólares rotuladas con el logo de Televisa, las gran idea de tener tarjetas de circulación con chip que se deben renovar cada tres años; Clara Brugada durante su administración se incrementó la delincuencia en Iztapalapa.

Viejos vicios, viejas caras, nuevo partido.

 

Columna anterior: Osorio y Nuño debían reconstruir al PRI en la ciudad

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas

Sacapuntas