Cerremos la brecha digital

Ramiro Pineda / Analista político / El Heraldo de México
Ramiro Pineda / Analista político / El Heraldo de México

El presidente Andrés Manuel López Obrador y su antecesor, Enrique Peña Nieto, coinciden en algo: es necesario conectar al país. Superar la brecha digital es uno de los grandes retos que México enfrenta.

Datos del INEGI indican que al menos 44 millones de mexicanos carecen de conectividad a internet.

La administración de Enrique Peña Nieto impulsó la Reforma de Telecomunicaciones, donde estableció entre sus objetivos brindar una mayor cobertura y penetración a precios asequibles, especialmente para los sectores menos favorecidos de la población, ya sea de zonas urbanas o rurales.

Hubo algunos avances, pero también algunos desafíos, incluidos recortes presupuestales y limitaciones de infraestructura.

Siguiendo el mismo camino, la expansión de la cobertura de internet en todo el país es uno de los proyectos prioritarios del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. El reto en este sexenio es garantizar el acceso a la banda ancha de alta velocidad, calidad, confiabilidad y conectividad para todos.

Ese será el gran tema: expandir la conectividad.

Esto requiere preservar la parte existente del espectro de comunicaciones dedicado a la tecnología satelital (la banda de 28 GHz).

La conectividad satelital ofrece beneficios económicos y sociales únicos.

Es la alternativa de conectividad más viable para cada comunidad en todo el país, donde las grandes compañías de telecomunicaciones, ya sea por el costo de instalación de su infraestructura o porque están maximizando las ganancias, no quieren o no pueden proporcionar servicios de banda ancha.

En cambio, la tecnología satelital requiere una infraestructura terrestre mínima para proveer internet confiable, asequible, de alta velocidad y de gran cobertura en áreas urbanas y rurales.

El bajo costo de los servicios satelitales, capaces de proveer cobertura en zonas de difícil acceso es fundamental para el esfuerzo nacional de conectar cada rincón del país, ya sea una gran ciudad o una pequeña población, con la misma calidad de servicio.

Los beneficios de la tecnología satelital son consistentes con los objetivos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para conectar a todo el país.

La conectividad satelital ayudará a las grandes ciudades, las comunidades rurales y los municipios desconectados, a optimizar la experiencia para sus ciudadanos.

Es decir, en materia de servicios médicos, recursos educativos, crecimiento económico y conexión de las familias con sus seres queridos.

El gobierno de López Obrador tiene el reto de consolidar la Reforma de Telecomunicaciones para garantizar la conectividad en todo el país. Preservar la conectividad satelital es una pieza fundamental para alcanzar esa meta.

 

@ramiropineda

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónPapa Francisco, el campeón del mundo

Papa Francisco, el campeón del mundo