Celia Lora se indigna con Ricky

La hija del rockero Alex Lora, y orgullosa playmate, se "asustó" con las declaraciones de Ricky Martin

Shanik Berman / Shanik en El Heraldo / Heraldo de México
Shanik Berman / Shanik en El Heraldo / Heraldo de México

CELIA LORA SE VA A DESTATUAR EL NOMBRE DE RICKY MARTIN PORQUE SE ATREVIÓ A DECIR QUE QUIERE QUE SUS HIJOS SEAN GAYS. CELIA, RICKY NO DIJO QUE QUIERE QUE TODOS LOS NIÑOS SEAN GAYS, SOLO LOS DE ÉL

Celia Lora se quiere remover el nombre de Ricky Martin en la cadera, pues piensa que al habérselo tatuado tiene derecho a decirle a Ricky lo que puede decir y lo que no, y ahora está enojada porque él osó decir que quiere que sus hijos sean gays. ¿Por qué te enojas Celia? Ricky no dijo: Quiero que todos los niños del mundo sean gays, ni tampoco: Voy a hacer una campaña universal para que todos los niños sean gays. Él sólo dijo: Me encantaría que mis hijos fueran gays. Lo cual es obvio, porque él es gay y para él eso es lo mejor que hay. Celia, esas declaraciones no tienen por qué hacer que prohíban adoptar niños a las parejas gay. Ricky no está diciendo: Quiero que mis hijos vayan a violar a todo el vecindario, sólo dijo: Quiero que mis hijos sean gays igual que yo, porque yo estoy orgulloso y feliz de serlo. Es como si te quisieras borrar el tatuaje del nombre de Ricky porque se casa con un afroamericano y quiere tener hijos morenitos, o como si te casaras con un chino y pidieras: Diosito, no me lo vayas a mandar con los ojos rasgados. Celia decidió que los gays tienen la libertad de ser, pero no la pueden ejercer ni declarar sobre sus deseos de la orientación sexual de sus hijos, cuando Ricky Martin nunca ha ofendido a nadie, ni ha sido grosero, ni prepotente, ni hace orgías; es un ser humano digno. Siempre queremos decirle a los demás cómo vivir sus vidas, cuando la nuestra es un desastre.

ANGÉLICA RIVERA, CON SU OBSESIÓN POR EL COLOR DE SUS RESIDENCIAS, CHANCE Y PESCA PRESIDENTE EN ESTADOS UNIDOS Y LLEGA HASTA LA CASA BLANCA

Angélica Rivera se mudó a Hollywood porque tiene el dinero para contratar a Cuarón para que le haga su propia película, donde ella pueda producir, protagonizar y contratar a los actores internacionales que quiera, para besar a quien se le de la gana. Al parecer, esto de tener obsesión por las casas blancas le ha traído suerte y tal vez en un rato hasta se pesca a un Presidente de allá, para llegar a la mismísima Casa Blanca. Mientras, ella sigue acumulando otras residencias de este color, pues dicen que aparte de la de México y la de Los Ángeles, tiene una en Miami y otra en Parma, Italia. Por cierto, cuentan los de Morena que en Los Pinos faltaban cuadros, por lo que no sabemos si en su mudanza los descolgaron equivocadamente. Una cosa sí es segura, si usted quiere tener suerte, ¡pinte de blanco su casa, porque al parecer funciona!

 

Por Shanik Berman

¿Te gustó este contenido?