Bruno encuentra un camino estable

Bruno Cattori está escribiendo la página interesante de las automotrices en México cuando el patrón de ascenso en las ventas de 2016 e inicio de 2017, terminó


Ayer fue un día complicado para la empresa Fiat Chrysler Automobiles (FCA). Por la mañana reportó una caída de 10 por ciento en sus ventas en Estados Unidos (en parte por un plan que tiene para reducir ventas a flotillas de autos en renta). Luego, a mediodía, la firma dijo que haría un recall de 650 mil camionetas Durango y Grand Cherokee por problemas con una reparación incorrecta que se hizo en el sistema de frenos. En nuestro país se vendieron más de 21 mil de estas camionetas.

Pero en México la historia reciente de FCA es razonablemente buena. La empresa reportó por la mañana haber vendido 8 mil 544 unidades en septiembre, lo que se suma a las 8,850 reportadas un mes antes —calificado como el mejor agosto desde 2008—. Asimismo, dijo de sus marcas que Fiat está creciendo al ocho por ciento; que Mitsubishi Motors lo hizo al siete por ciento, al igual que Ram. Y Jeep, su marca icónica, se disparó en septiembre 22 por ciento.

Bruno Cattori, el director de esta empresa en México, aseguró que sus ventas se están impulsando gracias al atractivo portafolio de productos y a la revitalización de nuestra red de distribuidores.

La estrategia de Cattori está dando resultados. Las cifras acumuladas hablan de una tendencia general de crecimiento en unidades del orden de alrededor de cuatro por ciento. A su vez, empresas como Ford o General Motors han mostrado caídas acumuladas de más de ocho por ciento, lo que habla de una ecuación estratégica que ha favorecido a FCA por encima de sus competidoras estadounidenses. Volkswagen también había mostrado una caída en el mercado mexicano.

Este lunes el CEO global de FCA Sergio Marchionne aseguró en una conferencia en una universidad italiana que su empresa atraviesa por un momento definitorio, con retos gigantes como las tecnologías de autonomía, y dijo que los vehículos eléctricos, como su Fiat 500 versión eléctrica, aún deben mostrar cómo serán rentables, porque actualmente la empresa pierde 20 mil dólares en cada unidad que vende, según reportó Bloomberg en una nota publicada por el sitio especializado Detroit News. Marchionne habría dicho también que las automotrices son lentísimas para reaccionar y que ese también es un gran reto.

Cattori está escribiendo la página interesante de las automotrices en México en un momento peculiar: cuando el patrón de ascenso en las ventas que vimos en 2016 e inicio de 2017 terminó, y cuando la energía de muchos está en hacer ver en México que el auto eléctrico dominará. Pero quizá no tan rápido…

ANAYA ya es PROPIERTARIO

Empresarios hablan: Ricardo es como propietario del PAN. Así se comporta, así están definidos los incentivos y la normatividad. Y así seguirá. Y nadie lo parará. Y cuando Margarita despepite, no le importará, porque solo será ruido de tres o cuatro días. ¡Uff…!

 

Columna anterior: Nuestro futuro lo diseñan en Detroit

¿Te gustó este contenido?