Canelo taquillero

La fragmentación de los medios hace hoy posible que las marcas personales de algunos deportistas exploten opciones no imaginadas

Canelo taquillero

Estimado fan, en este mundo terrenal nunca obtendrás lo que realmente mereces, sino lo que sabes negociar. El Canelo Álvarez supo concretar un buen negocio esta semana, para dar el salto a un olimpo especial, el de los boxeadores más taquilleros de todos los tiempos.

Saúl firmó con la plataforma de streaming DAZN un escalofriante contrato de 365 millones de dólares por cinco años, en los que peleará un mínimo de 11 combates. Así como 365 días tiene el año, esta suma garantizada significa que el tapatío, que aún no sube al piso de los treintañeros —tiene apenas 28—obtendrá 6 mil 870 millones de pesos, al tipo de cambio de las últimas horas. Eso significa que independientemente del resultado que obtenga en sus peleas, ganará por esta unión 33.1 millones de dólares por pelea. En pesos, se llevará por este único rubro mil 314 millones. Por segundo ya cobra desde ahora 2.31 dólares, o sea unos 44 pesos, mientras lees esta columna. ¡Y no cuentan acá sus otros ingresos por patrocinios personales y acuerdos comerciales con otras marcas!

Para que te des una idea: Álvarez ocupa la cima del listado de los deportistas con mejores contratos vigentes, y proporcionalmente no tan jugosos. Su escolta es el beisbolista Giancarlo Stanton, que firmó con los Yankees por 325 millones de dólares en 13 años. En tercer lugar aparece el también pelotero Miguel Cabrera, con 248 mdd con los Tigers de Detroit, el piloto Sebastian Vettel, 240 mdd con Ferrari, y el basquetbolista James Harden, con 235, con los Rockets de Houston.

Hasta antes de su contrato bomba, El Canelo ya era el boxeador mejor pagado del momento, pues en su último pleito que ganó a Gennady Golovkin se llevó 52 millones de dólares, para estar sólo por debajo del aventurero de las artes mixtas Conor McGregor, que se llevó 99 mdd al pelear ante Floyd Mayweather, quien por su parte se retiró con un monto de 285 mdd.

La ociosa imaginación puede ayudarte a fantasear junto con la de este columnista: ¿De qué hubiera sido capaz un Raúl Ratón Macías en la actualidad, luego de que en una era donde sin celulares ni internet era capaz de llenar todas las arenas donde boxeaba, e incluso la Monumental Plaza México (en 1954)?

Quizás el único ring donde El Canelo aún no resulta vencedor es el de la idolatría. Sin embargo, ¿quién puede descartarlo en el camino? Si algo caracteriza a las lovemarks de deportistas es que la gente los ama, y cuando amas perdonas todo… o casi todo. ¿Alguien se acuerda ahora de su problema con el clembuterol?

Los tiempos también juegan en el deporte. Se habla de fragmentación de medios a la forma en como la tecnología favorece y fomenta la proliferación de nuevos canales y plataformas mediáticas para ofrecer a las cada vez más numerosas y exigentes audiencias.

Un Ratón Macías y JC Chávez podrían ser hoy aún más populares, debido a que ellos sí fueron ídolos indiscutibles.

Por HÉCTOR QUISPE

TWITTER E INSTAGRAM
@HECTORQUISPE

¿Te gustó este contenido?