Candidaturas en venta

El valor de Napoleón Gómez Urrutia, por ejemplo, es de 200 mil votos

Candidaturas en venta

Hay quienes las merecen o ganan por trayectoria, otros las arrebatan a sillazos, pero también están quienes las compran. Las candidaturas tienen precio.

 

Aspirar a una curul o escaño, o amarrar la postulación a una alcaldía o gubernatura, es posible si usted tiene dinero. Dinero para pagar una estructura y ponerla al servicio de un partido, dinero para convencer a los consejeros del partido o de plano, cuando los consejeros son de adorno, al dueño del mismo. Dinero para aceitar la maquinaria y movilizarla. Dinero para organizar mítines. Dinero, dinero, dinero.

 

El mercado de postulaciones está a ojos de todos. En el discurso se oculta. Hay que guardar las apariencias. Pero en los hechos el comercio electoral existe.

 

Disfrazan de organización –te pongo mi estructura como representantes de casilla-, de voluntad popular –todos mis agremiados te apoyarán- y hasta de inclusión –acá caben todos- lo que no es más que una transacción. Sufragios que se intercambian cual mercancía.

 

Va un botón de muestra. Ayer el Heraldo de México publicó que el valor de Napoleón Gómez Urrutia, por ejemplo, es de 200 mil votos. 200 mil que serán transferidos a Morena, partido que le aseguró regresar a México con todo y fuero después de más de una década de vivir en Canadá.

 

Según el Tesorero del Sindicato de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares, José Ángel Hernández, todo ese ejército votaría por AMLO para apoyar a Napo, quien huyó acusado por el desvío de 55 millones de dólares. Necesitamos tener a alguien en el Congreso que nos responda, eso hará nuestro dirigente (Gómez Urrutia), dijo.

 

Los ejemplos, abundan. Sabemos que Elba Esther Gordillo ya no maneja todo el SNTE, pero una parte le es leal. Una porción del millón 200 mil de sus integrantes debió ponerlos a disposición de López Obrador para que le fuera levantado el castigo. Lo consiguió: está excluida de la mafia del poder y sus incondicionales fueron recibidos con los brazos abiertos en Morena.

 

Pero la venta de plazas no es patente de un partido. ¿Cómo entender que PAN-PRD-MC lleven al Senado a Ricardo Gallardo Carmona, quien estuvo preso por vínculos con el crimen organizado? ¿O que se alíen con Manuel Velasco y su partido Verde en Chiapas, al que tanto criticaron? ¿O que Carlos Romero Deschamps brinque de posición en posición –fuero incluido- cobijado por el PRI desde hace décadas? ¿Y que lo mismo haga Carlos Aceves del Olmo de la CTM o Joel Ayala de la FSTSE? La lista es larguísima. Y los independientes, ni se diga. Hay quienes pagan por firmas y credenciales con tal de aparecer en la boleta.

 

Las candidaturas están a merced del mejor postor. Para la clase política, las capacidades no compran fueros, las estructuras clientelares, sí. Los talentos no acarrean electores a las casillas, las maquinarias electorales, sí.

 

Si usted trae para pagar, la candidatura es suya.

 

-Off the récord

 

La fórmula para el Senado en la CDMX del PAN-PRD-MC, la encabezaba Salomón Chertorivski. El cambio de señales vino el viernes, cuando se incorporó el nombre de Emilio Álvarez Icaza y se amarró que lo acompañara Xóchitl Gálvez… A propósito de ella, renunciará a la MH antes de que termine febrero.

 

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota