Caída en bolsas complica más el escenario interno, menor crecimiento y AMLO sin margen para yerros

*Preparan recursos legales aerolíneas vs ampliación del AICM por slots; Herrera Vega va por CCE y este año el sucesor de Castañón; en problemas la oferta de Mifel

Alberto Aguilar / Nombres, Nombres, Nombres / Heraldo de México
Alberto Aguilar / Nombres, Nombres, Nombres / Heraldo de México

ASÍ COMO EU fue el responsable de la crisis de hace 10 años, ahora también esa poderosa economía es el epicentro de la caída de las bolsas que arrancó el miércoles y que continuó este jueves.

Hay dos variables que explican el desplome bursátil: la estabilización monetaria que ha elevado los bonos del tesoro de EU a 3.25% y ayer a 3.16% y la guerra comercial que inició Donald Trump especialmente contra China.

La FED que lleva Jerome Powell ya ha incrementado las tasas en EU en 3 ocasiones en el año y no se descarta que vuelva a hacerlo en diciembre.

A su vez la imposición de aranceles a China y otros países por EU ya comenzó a lastimar cadenas productivas globales como por ejemplo las del rubro tecnológico, lo que se ha reflejado en la cotización de emisoras ligadas a ese ámbito.

En su reunión de octubre el FMI que lleva Christine Lagarde ya hizo bueno su ajuste a los pronósticos de crecimiento para este año y 2019.

Así que hay elementos de sobra que sustentan la baja de las bolsas, sobrevaluadas y con un exceso de liquidez que era el sostén.

El panorama económico global no respalda que los fundamentales mejoren sustancialmente en los próximos meses, máxime que el impulso que dio la reforma fiscal en EU tiende a erosionarse. Además con réditos elevados y barreras al comercio las empresas tendrán más dificultades para crecer.

Para México el panorama luce complicado. BANXICO de Alejandro Díaz de León necesariamente tendrá que subir las tasas de inicio en diciembre y al menos un par de veces en 2019.

Esto igualmente frenará aún más la dinámica económica, de por si aletargada por la incertidumbre interna, lo que se refleja en el comportamiento de las inversiones y un consumo muy apagado.

Frente a una mayor aversión al riesgo por parte de los grandes inversionistas, se estrechan los márgenes para que Andrés Manuel López Obrador y su equipo se equivoquen en la toma de decisiones.

Más allá de controvertidos proyectos con el Tren Maya y las refinerías, la cancelación del NAIM será una prueba de fuego que marcaría el sexenio ante los mercados.

Así que a las dudas internas que prevalecen y que frenan la toma de decisiones, agregue la volatilidad de los mercados globales que ilustran las nuevas condiciones que se dan en el contexto de la normalización monetaria y el proteccionismo.

Adicionalmente a una actividad floja, está el desafío de la inflación ya en un nivel del 5% y la presión que enfrentará nuestro peso.

Aún no es Halloween ni Día de Muertos, pero el escenario da miedo.

 

SI EL FUTURO del NAIM se veía complicado, ayer Javier Jiménez Espriú enredó más el panorama al sumar a la ecuación al Aeropuerto de Toluca, amén de sugerir el ampliar las operaciones en el AICM que lleva Miguel Peláez, para que su aforo alcance 50 millones de pasajeros anuales. El problema para llegar a esa cifra no radica en aumentar las posiciones y salas, puesto que de fondo hay una incapacidad estructural para mover más aviones con sólo dos pistas. Como quiera las declaraciones del próximo funcionario motivaron alarma entre los miembros de CANAERO que preside Sergio Allard, ya que los planes afectarán aún más el manejo de los slots, insumo esencial ahí dada la saturación. Hay que recordar que el tema incluso fue analizado por la COFECE que lleva Alejandra Palacios. Le adelanto que Aeroméxico de Andrés Conesa, Volaris de Enrique Beltranena, Interjet de José Luis Garza y VivaAerobús a cargo de Gian Carlo Nucci ya comenzaron a alistar a sus departamentos jurídicos para pertrecharse de cara a los nuevos forcejeos que plantea en materia de espacios aéreos esa posible extensión a todas luces cuesta arriba.

***

AUNQUE EL PROCESO de sucesión en el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) aún no arranca formalmente, le adelanto que en los próximos días éste se calentará con la intención de que quede definido antes de que concluya el año. Una vez esto el relevo de Juan Pablo Castañón vendría entre febrero y marzo del 2019. Por lo pronto le platico que ya hay un candidato que busca pisar fuerte. Se trata del tapatío Manuel Herrera Vega ex presidente de CONCAMIN y quien fue sustituido no hace mucho por Francisco Cervantes. Goza de un muy buen prestigio en el ámbito empresarial. A la fecha es el mandamás de la Asociación de Industriales Latinoamericanos (AILA) cuyo foro se realiza ahora mismo en Ecuador. Se espera que más adelante se sumen otros postores. Como quiera, tómelo en cuenta.

 

 

***

 

Y EN UNA de esas la oferta pública que prepara Banca Mifel de Daniel Becker quizá deba abortar una vez más. Y es que parece que el horno no está para bollos. Ayer simplemente fue día perdido para promover y habrá que ver la evolución que muestran las bolsas hoy y el lunes. Particularmente luce complicado el tramo internacional. Ya desde la FIBRA E de CFE que lleva Jaime Hernández, hace unos meses, ese sólo contribuyó con el 30%. Claro que hay un muy buen equipo que lidera la colocación, en este caso JP Morgan que comanda Eduardo Cepeda y BofA Merrill Lynch de Emilio Romano. Aquí están Bancomer que dirige Eduardo Osuna y Santander que lleva Héctor Grisi. El cierre del libro para el debut de ese banco en la BMV de José-Oriol Bosch está previsto para el miércoles y va por la friolera de 8 mil 154.3 millones de pesos. En 2017 Mifel tuvo que suspender.

[email protected]

@AGUILAR_DD

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRECLAMO. Putin denunció que EU lanzó un misil tras la retirada del tratado INF. Foto: AP

Pide una respuesta para misil