Cada quién su guerra

La guerra de Calderón contra el narco dejó un saldo devastador, y la del huachicol ya tiene sus primeras víctimas

Alfredo_Gonzalez
Alfredo González / A fuego lento / Heraldo de México

Quién lo iba a pensar, pero el huachicoleo representa una mínima parte de las pérdidas que provocan los mexicanos que prácticamente todos los días saquean a la nación, lo mismo comprando gasolina robada que dejando de pagar la luz, el agua, el predial y los impuestos.

De acuerdo con una nota publicada por El Heraldo de México, la ordeña es un juego de niños si lo comparamos con otros delitos, y nadie ha pegado un grito en el cielo ni les ha declarado la guerra.

Mientras el robo de combustible genera pérdidas por 65 mil millones de pesos, la evasión fiscal es de 510 mil millones y el robo de luz se calcula en 50 mil millones por año.

No es un consuelo decir que hay cosas peores, el punto es que el gobierno declaró la guerra a los huachicoleros y no a quienes cometen otros delitos.

Pero en el recuento de los daños, las primeras bajas están del lado de los buenos. Hasta ayer, 94 personas habían perdido la vida en Tlahuelilpan, Hidalgo, producto de una desgracia que, provocada o no, marcará a la naciente administración porque fue consecuencia de esa guerra.

Y si de guerras se trata, vale la pena revisar la historia para demostrar que de poco han servido, como la que declaró Felipe Calderón al narcotráfico. El saldo fue devastador: 150 mil muertos y unos 28 mil desaparecidos.

Hoy, la guerra de AMLO inició con claroscuros: frenó las pérdidas por el robo de combustible, puso en jaque a huachicoleros e inició procesos para castigar a ex funcionarios y empresarios involucrados.

Pero la delincuencia no está manca: a pesar del despliegue de nueve mil efectivos del Ejército y la Marina para vigilar ductos de Pemex, todos los días se registran sabotajes.

La explosión de Tlahuelilpan fue la más trágica, pero ya explotó otro ducto en San Juan del Río, incendian pipas en carreteras y las perforaciones ocurren todos los días, sin contar las afectaciones por el desabasto de gasolina.

López Obrador ha pedido a la población que resista y lo más seguro es que lo haga, porque confían en su capacidad y talento, pero valdría la pena preguntarse si es redituable echar toda la fuerza del Estado contra el huachicoleo, mientras mexicanos de a pie saquean al Estado dejando de pagar millones de millones por impuestos y servicios.

 

La lista de asistentes al cumpleaños del jefe de la oficina de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Gonzalo Fabián Medina, dejó con el ojo cuadrado a varios de los invitados, porque acudieron los ex titulares de la SRE, Luis Videgaray y de Sedatu, Rosario Robles; hecho que contrastó con la ausencia de su jefe, el canciller Marcelo Ebrard.

 

Y como dice el filósofo… Nomeacuerdo: Tanto peca el que roba en la huerta, como el que queda a la puerta.

 

[email protected]

@alfredolez

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRuy Febén y Carlota Rangel / Señales de humo / El Heraldo de México

Lo que se quemó