Cabildea ADI vs iniciativa de estacionamientos gratis de Morena, impuesto regresivo y adiós inversiones

Proyecto comercial en Coyoacán detenido y otro golpe de 9,500 mdp a Baillères; registro de Fintech en CNBV poco avance; Fresko sacude pequeño comercio en Avándaro

Alberto Aguilar / Nombres, Nombres, Nombres / Heraldo de México
Alberto Aguilar / Nombres, Nombres, Nombres / Heraldo de México

UNO DE LOS desafíos del gobierno federal y los estados, está en mejorar la movilidad de los 125 millones de habitantes que hay en el país, particularmente del 75.5% que vive en las urbes.

Se requieren millonarias inversiones en el transporte público, lo que también implica romper con las mafias que poco ayudan.

Con la visión de estimular la movilidad, en 2017 en la CDMX con Miguel Ángel Mancera, se empujó una nueva norma técnica de estacionamientos, para establecer un máximo de cajones, en lugar de un mínimo obligatorio en las nuevas construcciones.

Suena bien, pero en la realidad choca con la carencia de un buen transporte. Con excepción de la zona centro donde se han desarrollado opciones de movilidad alternas, en el resto la disposición es letra muerta.

En ese contexto resulta que hay una iniciativa de gratuidad de estacionamientos que podría avanzar rápido en el próximo periodo de sesiones del Congreso y que inicialmente empujó el senador de Morena, Cruz Pérez Cuéllar y ya retomó el zacatecano del mismo partido, Ricardo Monreal.

La idea es que los estacionamientos no cobren en el país y obvio en la CDMX a cargo de Claudia Sheinbaum.

La vendedora iniciativa de cara al electorado, retoma esfuerzos similares que se manejaban desde la época de Felipe Calderón.

Ahora mismo en el EDOMEX se batalla para poner en el congelador una propuesta similar, al igual que ha sucedido en NL, Jalisco, Querétaro y Yucatán.

Quizá en muchos casos las grandes firmas de estacionamientos han abusado, como por ejemplo PARE de Jorge Lazo, Central que lleva Eugenio Garza, Ranver de Jorge Rangel, Copemsa a cargo de Jorge Martínez Ramos o Coemsa de Oscar Navarro.

En ese sentido mejor habría que regular y optimizar la canasta de productos, más que empujar el no cobro, que va a incentivar un mayor uso del automóvil en detrimento del ambiente.

En la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) que preside Enrique Téllez Kuenzler el expediente claro que preocupa, por lo que ya cabildean a todo pulmón.

En la CDMX al hacerse gratuito el estacionamiento se calcula que van a reactivarse entre 315 mil y 860 mil autos de personas que se trasladan en transporte.

Se cree además que esta bandera va a convertirse en un impuesto regresivo. El costo del estacionamiento de los que más tienen, lo terminarán por pagar los más pobres, que no tienen coche.

El estacionamiento o el desarrollador al no tener un ingreso para operar, lo va a cobrar al comercio –por ejemplo las tiendas en los centros comerciales–, y éstas a su vez lo repercutirán en los precios.

Obvio se va a desestimular la inversión, la tecnología se rezagará y habrá más riesgos en seguridad con sobresaturación de lotes.

La ADI estima además que se impactará el empleo de 31 mil familias que apoyan la operación.

El gobierno federal se dará un tiro en el pie al dejarse de recaudar un tributo anual por ISR e IVA de unos 19 mil 500 mdp, lo que equivale a todo el gasto programable de la Secretaría de Cultura (13 mil mdp).

Cabe señalar que los esfuerzos previos en pro de la gratuidad de los estacionamientos ya generaron en su momento acciones legales que llegaron a la SCJN a cargo de Arturo Zaldívar.

En el país hay 26.4 millones de metros cuadrados dedicados a estacionamientos y un total de un millón 250 mil cajones.

Así que otro asunto en detrimento de la IP y que debe ponderarse dadas sus consecuencias.

***

LE PLATICABA DEL retraso de cantidad de obras inmobiliarias en la capital por el freno regulatorio del gobierno de la CDMX a cargo de Claudia Sheinbaum. Una víctima es Alberto Baillères de Grupo BAL. Debido a las revisiones de permisos está detenido su desarrollo de usos múltiples junto al PH de Durango con una inversión de 7 mil 500 mdp. Sin embargo, no es el único en esa circunstancia. Baillères también tiene parada otra obra similar en Coyoacán. El PH que dirige Juan Carlos Escribano se mudaría a la parte comercial de Mítikah de FIBRA Uno que dirige Gonzalo Robina y BAL utilizaría su actual predio para otro desarrollo que implicaría de inicio una erogación de 9 mil 500 mdp. Este otro proyecto también está desfasado por la falta de los permisos de uso de suelo. Entre los dos se generarían 25 mil empleos. Obvio estas situaciones han frenado la actividad. En el primer trimestre el PIB de la CDMX apenas creció 0.4%.

***

PARA EL SECTOR financiero la evolución de las opciones que ofrecen servicios a través del Internet es nodal, máxime los desafíos que hay en materia de inclusión. Si bien en el sexenio pasado se dio un brinco al aprobarse la Ley Fintech, en este gobierno el desafío está en el proceso de registro de las empresas que ya operan. El tema es responsabilidad de la SHCP de Arturo Herrera y la CNBV de Adalberto Palma. Le adelanto que se ha avanzado poco y el plazo establecido vence el 10 de septiembre. Mala noticia.

***

LO QUE LA COMER que dirige Santiago García anunció con bombo y platillo el mes pasado, apunta a convertirse en una pesadilla para muchos pequeños comerciantes de Valle de Bravo. La firma instaló un Fresko de mil 250 metros cuadrados justo en la principal zona comercial de Avándaro. Si bien hay una inversión de 193 mdp, el problema es que por su ubicación afectaría a cientos de familias que viven del turismo. Ahí también están Soriana de Francisco Martín Bringas y Chedraui de Alfredo Chedraui, pero en la periferia.

POR ALBERTO AGUILAR 

[email protected] 

@AGUILAR_DD

edp

¿Te gustó este contenido?