Bolsas de plástico a base de nopal

Sí, de nopal, de esa maravilla de verdura que se produce en Milpa Alta desde 1938 y que puede ser una alternativa ante la situación que hoy enfrentamos

Guadalupe Chavira de la Rosa
Guadalupe Chavira de la Rosa / Presidenta de la Comisión de Administración Pública local del Congreso de la CDMX / El Heraldo de México

El gobierno de la ciudad inicia esta semana los operativos a establecimientos mercantiles para verificar el cumplimiento de la Ley de Residuos Sólidos, específicamente en lo que se refiere a suspender la entrega de bolsas de plástico de un solo uso, medida que las autoridades decidieron implementar un virtud del consumo desmesurado de plástico a nivel mundial.

No se trata de un tema menor, especialmente cuando nos enteramos de que el consumo anual de bolsas de plástico a nivel mundial es de cinco billones, es decir que estamos consumiendo casi 10 millones de bolsas por minuto, material que tarda mil años en degradarse, afectando el medio ambiente.

Ante esta situación tenemos un reto: utilizar otros materiales en la fabricación de bolsas; actualmente ya hay de yute, de tela, de papel reciclado, de plástico biodegradable y esperamos que aproximadamente en un año existan las de fibra de nopal. Sí, de nopal, de esa maravilla de verdura que se produce en Milpa Alta desde 1938 y que puede ser una alternativa ante la situación que hoy enfrentamos.

El llamado oro verde no sólo puede tener los usos que hoy conocemos: alimentario, frutícola, medicinal o como cerco verde para dividir terrenos, sino que además su fibra se puede usar para la fabricación de bolsas y contenedores.

No se trata de un sueño, esto será posible gracias a la colaboración entre productores nopaleros, asesorados por profesores y estudiantes del Sistema Tecnológico de México en Milpa Alta y especialistas del Conacyt, sumando a la Secretaría de Desarrollo Económico, la cual vía Fondeso ofrecerá créditos a tasa cero.

Sabemos que Milpa Alta concentra 32 por ciento del suelo de conservación de la ciudad, así como extensas tierras donde el nopal se siembra, por eso ahora queremos apostar a su industrialización para extraer la fibra de dicha verdura y a partir de ahí fabricar bolsas biodegradables. Para eso ya estamos dando los primeros pasos.

El proyecto estaría a cargo de estudiantes de Ingeniería, Gestión Empresarial y Sistemas Computacionales, quienes harán las investigaciones para obtener la pasta opuntia megacantha. La intención es impulsar una industria amigable con el medio ambiente, inicialmente se fabricarán bolsas y más adelante macetas y contenedores.

A los productores interesados se les dará un préstamo de seis mil pesos por parte de Fondeso; los productores por su parte harán un padrón de interesados, la superficie susceptible de cultivo, ubicación, problemas que enfrentan y formarán una comisión de proyectos.

El objetivo es activar la economía de quienes se dedican al cultivo de las seis mil 365 hectáreas donde se cosecha el llamado oro verde y, desde luego, mejorarán las condiciones de la comunidad milpaltense y de la ciudad, para ello contamos con el producto suficiente.

Hoy los productores de nopal enfrentan obstáculos para los que urgen apoyos a fin de tener acceso a tecnología, enfrentar la desarticulación de mercados, falta de créditos y asistencia técnica e incluso la venta de lotes para uso habitacional, por eso el proyecto de bolsas de nopal tendrá todo el respaldo para hacerse realidad.

POR GUADALUPE CHAVIRA DE LA ROSA 

PRESIDENTA DE LA COMISIÓN DE ADMINISTRACIÓN PÚBLICA LOCAL DEL CONGRESO DE LA CIUDAD DE MÉXICO

eadp

¿Te gustó este contenido?