Bolivia, las mayores reservas mundiales del nuevo oro

En medio de una guerra comercial, China y EU se disputaron la intervención y exploración de un nuevo hallazgo mineral

Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / Heraldo de México
Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / Heraldo de México

En la era Evo Morales, Bolivia descubrió las reservas globales más importantes de litio, considerado el oro del siglo XXI, porque es el mineral que alimenta y seguirá alimentando a la industria de energía mundial del futuro y continuará ofreciendo otros servicios.

El litio se emplea en autos eléctricos e híbridos, electrónica y gadgets; construcción de aviones, sector farmacéutico para el tratamiento de la depresión; industria del vidrio y cerámica y se usa como cátodo y electrolito en baterías secundarias.

En el inicio de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, éstos se disputaron la intervención en la nación hasta ayer gobernada por Morales, y durante los últimos 14 años, para explotar el mineral: Bolivia tiene los recursos naturales, pero carece de la maquinaria y especialistas para la sustracción del mineral.

¿Quién cree que ganó? EU fue derrotado por el gigante asiático. Éste es un elemento clave en esta guerra comercial, la cual impacta internacionalmente, debido a que se trata del hallazgo natural más relevante del nuevo milenio, pues el país andino posee 70 por ciento de las reservas en el mundo.

Es una razón suficiente para que quienes antepusieron el discurso ideológico y político, se disputaran tras bambalinas, a sangre y lodo, el poder y el gobierno. Unos no querían irse de la silla presidencial y otros se propusieron llegar a toda costa. Estamos hablando de un negocio de miles de millones de dólares al año, independientemente de las reservas probadas de petróleo y gas natural con que cuenta Bolivia.

China y Bolivia son grandes compañeros de negocios. En 14 años (2000 a 2014), el comercio bilateral entre ambos países pasó de 75. 3 millones de dólares a 2.25 mil millones.

Ahí están los datos. Bolivia es un país rico en recursos naturales, pero el más pobre y desigual de América Latina. El 38 por ciento de la población vive con menos del estándar internacional de dos dólares por día y ocupa el 28 lugar en el mundo, de 158 países en el índice de Gini, que mide la distribución del ingreso familiar.

Toda esta información forma parte de una investigación de finales de 2018 (comercio e inversiones chinas en Bolivia) en la que participamos como estudiantes de la maestría en Gobernanza Global de la UDLAP, Manuel Antonio Vázquez, Claudia Arias y este columnista, la cual fue dirigida por Valeria Marina Valle, doctora en Ciencias Políticas y Sociales y maestra en Estudios Internacionales por la UNAM, quien además se encuentra investigando, entre otras cosas, la agenda 2030 de la ONU.

Valle concluye que además de la retórica oficial, existen relaciones de intercambio desequilibradas, que Bolivia se encaminaba con Evo hacía una relación más dependiente con China y que la extracción de litio representa problemas ambientales y sociales para Bolivia a largo plazo.

UPPERCUT: La pregunta que uno debe hacerse es si EU, en esta etapa de guerra comercial y caída de Evo, le arrebatará el oro blanco a los asiáticos.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ
[email protected]
@ALEXSANCHEZMX

abr

¿Te gustó este contenido?