Bellas Artes y la Iglesia de la Luz del Mundo

El hecho es relevante porque es la primera vez en la historia de Bellas Artes que sus instalaciones se prestan para un acto religioso

Héctor Escalante / Articulista invitado / El Heraldo de México
Héctor Escalante / Articulista invitado / El Heraldo de México

En días pasados el recinto cultural más importante del país, el Palacio de Bellas Artes, fue sede de un evento religioso. El cumpleaños número 50 de Naasón Joaquín García, conocido como Apóstol de Jesucristo, líder de la Iglesia evangélica de La Luz del Mundo.

El hecho es relevante porque es la primera vez en la historia de Bellas Artes que sus instalaciones se prestan para un acto religioso. La separación Iglesia–Estado ha sido sumamente cuestionable en esta administración, lo mismo nos presentan una Constitución moral que vemos al presidente Andrés Manuel López Obrador dando mensajes con fuerte carga religiosa.

La normalización de ciertos actos no significa que sean correctos, no es menor que el actual gobierno, que se hace llamar de izquierda, minimice su actuar religioso y revuelva situaciones a tal grado que no hay distingo entre un evento cultural y una oda a un líder que se hace llamar apóstol de Cristo. Según las autoridades no sabían que el evento era de carácter religioso, al parecer fueron los únicos que no se enteraron.

La iglesia de La Luz del Mundo es una organización religiosa que ha crecido de manera importante en los últimos años, con sede en Jalisco y presencia en varios países de todo el mundo, es un movimiento no sólo de carácter religioso, sino político. Naasón Joaquín García es, según su iglesia, el elegido de Dios, por tercera generación consecutiva en su familia, pues según ellos, también eligió a su padre y a su abuelo.

Es ordinario que el líder religioso invite a políticos a su sede en Jalisco, por lo regular diputados y senadores transitan de manera común por sus instalaciones. No es casualidad que el morenista y presidente del Senado, Martí Batres, haya asistido; de hecho, señaló que lo invitó su compañero Rogelio Ismael Zamora, quien declaró que su llegada al Senado fue el resultado de tres apóstoles de Jesucristo.

También asistió el diputado y presidente de la Comisión de Cultura, el morenista Sergio Mayer, quien no se confundió de recinto y además le rindió apoyo al líder religioso en sus redes sociales, Con todo y la lluvia la gente de La Luz del Mundo aquí acompañándonos en el Palacio de Bellas Artes.

Lo sucedido el 15 de mayo por la noche en Bellas Artes es una afrenta al Estado laico, pero también a la cultura. Los recortes presupuestales han provocado malestar y desconcierto en el sector cultural del país, seguramente que hay mejores opciones para utilizar Bellas Artes y apoyar a creadores nacionales y no rentarlo para un acto religioso.

Peor se ven los asistentes y las autoridades justificando lo injustificable. Hoy nos dicen que no fue un evento religioso, sino cultural. Una celebración cultural a quien llaman apóstol de Jesucristo, en el recinto más importante para la cultura en México y amenizado por la Orquesta Sinfónica de la Secretaría de Marina.

A pesar de todos los esfuerzos para desmentir el hecho, hoy sabemos que la Cuarta Transformación ha realizado lo que nunca. Rentar Bellas Artes para un evento religioso, en ese sentido hicieron historia; ojalá que en el futuro, si quieren seguir haciendo historia, no sea una que indigne.

Por HÉCTOR ESCALANTE

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas

Sacapuntas