Belem do Pará en Panamá

La Convención de Belem do Pará establece el derecho de las mujeres a vivir libres de violencia y enfatiza que la agresión a las mujeres es una violación a los derechos humanos

Belem do Pará en Panamá

Los últimos días de noviembre y la primera semana de diciembre de este año están siendo un periodo muy activo en cuestiones hemisféricas desde el punto de vista de la igualdad de derechos, y varias de esas reuniones han ocurrido en la región de Centroamérica y México.

Dos temas de la agenda global se analizaron como asuntos prioritarios. La prevención de las violencias contra las mujeres en el hemisferio americano y el trato global al fenómeno de la migración, que de facto y en gran medida también está asociado al primero.

Panamá recibió la VII Conferencia de Estados Parte de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer los días 29 y 30 de noviembre, reunión precedida unos días antes por la 14 Reunión del Comité de Expertos en Violencia (Cevi).

En ese ambiente se realizó la reunión del Consejo de Ministras de la Mujer de Centroamérica (Comm/Sica), vinculada al proyecto de integración de América Central, así como otras sesiones paralelas con la participación de especialistas de la academia y de redes de organizaciones de la sociedad civil.

La Convención de Belem do Pará, como se le conoce por el lugar en el que se adoptó el compromiso interamericano en 1994, establece el derecho de las mujeres a vivir libres de violencia y enfatiza que la agresión a las mujeres es una violación a  los derechos humanos y a sus libertades fundamentales.

Temas como el acoso, el feminicidio y la prevención de la violencia política contra las mujeres son parte de la agenda prioritaria en cuestión.

En la reunión de ciudad de Panamá se analizó la situación de las mujeres en América Latina y el Caribe con la presencia de más 34 representantes de alto nivel de América Latina y el Caribe, así como de la Comisión Interamericana de Mujeres(CIM) y del Mecanismo Regional de Expertas (MECSEVI), a la vez que se dio a conocer el tercer Informe Hemisférico de Expertas sobre la Implementación de la Convención.

Después de varios días de revisión de informes, reflexiones, debates y presentación de propuestas en los que el problema de los feminicidios y la instrumentación de las medidas para prevenir la violencia política ocuparon un lugar central. El primero, con la intención de construir un modelo regional que facilite la labor de los legisladores.

La otra reunión apenas inició el 4 de diciembre en la ciudad de Puerto Vallarta, México, con el objetivo de preparar la adopción de un pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular durante el próximo año, que fue precedida por la 12  Reunión Anual de la Conferencia Regional sobre Migraciones que concluyó el 30 de noviembre en la ciudad de San Salvador.

El tema de la migración y el trato igualitario a las mujeres en ambientes libres de violencia, ocupan gran parte del espacio de las preocupaciones en estas regiones. Particularmente cuando se trata de las desigualdades en la vida cotidiana, para los que se requiere de distintos e innovadores enfoques desde el punto de vista la gobernanza local y regional.

 

Columna anterior: Presencias regionales en FIL Guadalajara 2017

¿Te gustó este contenido?