Barbaridades

El futbol de primera regresa a Ciudad Juárez, pero no por la vía deportiva

Heriberto  Murrieta / Blasones / Heraldo de México
Heriberto Murrieta / Blasones / Heraldo de México

En una más de las prácticas comunes en el futbol mexicano, Lobos BUAP vendió su franquicia a los Bravos de Juárez. Así, el equipo juarense aparecerá por arte de magia en la Primera División en el próximo campeonato.

Llama la atención que hace un año el conjunto poblano tenía 120 millones de pesos para pagar por permanecer en el máximo circuito, y meses después ya no tiene dinero —ni jugadores— para mantenerse en Primera.

La institución de los licántropos se queda en el limbo, con su franquicia en resguardo, hasta en tanto no presente un proyecto sólido para volver a escena.

Me imagino el partido entre Veracruz y Juárez. Será un duelo entre un equipo que descendió y otro que no pudo ascender, pero que, sin embargo, militarán en la Primera División en el próximo torneo. De no creerse.

Lo ideal es que los Bravos subieran a la Primera División por la vía deportiva, no a través de la compra de una franquicia, pero bueno, a final de cuentas a Gabriel Caballero le hace justicia la revolución. El técnico naturalizado mexicano ha trabajado espléndidamente desde hace varios años.

INFLUENCIA SUDAMERICANA

La FMF produjo dos videos francamente buenos, con una fuerte carga emotiva, para exaltar el orgullo de formar parte de la Selección Nacional.

En ellos aparece, entre otros, Miguel Layún, quien derrama sinceras lágrimas. También aparece Javier Hernández, quien, por cierto, ha adquirido la costumbre de decir groserías en cada entrevista que concede.

Lo inconcebible es que al final de las mencionadas piezas aparece una leyenda que dice lo siguiente: FMF, por nuestro fútbol, con acento en la u. Es increíble que la Federación ignore que en México decimos futbol, no fútbol. Es el colmo que la sudamericanización no se conforme con llegar a las barras, sino que también alcanzó al máximo organismo del balompié nacional.

Los videos de marras reflejan que sigue existiendo el gusto por enfundarse la camiseta verde. Lo que sucede es que, como las arcas están llenas, los jugadores buscan un beneficio económico justo. Y no les falta razón.

¿SOBAJADOS?

Tomás Boy, el técnico de las Chivas Rayadas del Guadalajara, dice que los medios de comunicación han sobajado a los jugadores del Rebaño Sagrado. Mal utilizado dicho término, puesto que sobajar significa humillar.

Lo que sí se ha venido diciendo reiteradamente desde hace un año es que el Guadalajara no cuenta con un plantel ni remotamente cercano al que han logrado armar las grandes potencias aspirantes al título. Y esa es una verdad de a kilo.

Ya sea por lo caro que está el mercado de los jugadores nacionales o por falta de presupuesto, pero el punto es que en efecto el Guadalajara se ha quedado corto en términos de fortaleza deportiva para competir al nivel de escuadras como Tigres, Monterrey, América, Cruz Azul o Toluca.

[email protected]

TWITTER: @BETO_MURRIETA

INSTAGRAM: HERIBERTO.MURRIETA

¿Te gustó este contenido?