Baja California dividió al partido en el poder

Muñoz Ledo volvió a ser la voz de la congruencia, mientras que Ricardo Monreal optó por la extrema cautela

Alejandro Sánchez
Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / Heraldo de México

Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados, volvió a mostrarse congruente al asegurar que el discurso no justifica la ilegalidad.

Está en contra de las modificaciones que hizo el Congreso de Baja California, después del­ proceso electoral, para ampliar el periodo de gobierno de dos a cinco años.

Declaró que la reforma es gravísima porque se rompe el trato con la federación, además de que es algo insólito que solamente ocurría en el siglo XIX cuando los estados se iban por su lado. Y propone desparecer los poderes en el estado, lo cual dejaría inhabilitado al candidato electo de Jaime Bonilla, de Morena.

La senadora Lilly Téllez, al igual que Marybel Villegas Canché, su compañera de bancada, también alzó la voz: Considero incorrecto que el Congreso de Baja California haya votado en ampliar el periodo de gobierno de dos a cinco años. El razonamiento jurídico de los que están en contra es que hay manipulación y engaño a los electores que votaron por un gobernador de dos años para empalmar los procesos en lo sucesivo al periodo electoral presidencial con el fin de ahorrar costos.

El discurso, sin embargo, que justifica los cambios bajo argumentos sin sentido jurídico y más bien motivados por la pasión son los de la propia presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, quien dice que la gente pidió los cambios y que los diputados de Morena lo apoyaron porque no puede haber elecciones cada dos años, lo cual es falso. Sólo sería una vez por dos años, como ocurrió en Veracruz y Puebla.

Ricardo Monreal, coordinador del Senado, no se quiere confrontar con el Presidente, pues como ha ocurrido en lo que va de su dirigencia en Morena, Yeidckol no haría nada sin el consentimiento de López Obrador. Monreal dice que hay que esperar a que la SCJN defina para pronunciarse.

El cambio al periodo de gobierno de BC forma parte de un paquete de medidas legislativas que se dan en el último tramo de Kiko Vega, gobernador del PAN en la localidad, en la que además se aprobaron al auditor superior y consejeros de transparencia. La próxima semana también van a votar los nombramientos del ombudsman y el fiscal. Ni siquiera se ha presentado la terna para este último cargo, pero ya suena el nombre de Guillermo Ruiz, abogado de Jorge Hank Rohn y, en 2016, al ser atacado por un grupo armado, surgió la versión de que había defendido legalmente a los hermanos Arellano Félix.

Todo lo anterior genera sospechas de acuerdos turbios y pactos de impunidad en la transición entre Jaime Bonilla y Kiko Vega, quien dio línea a sus diputados para apoyar a Morena. Una de ellas, Mónica Hernández, presumió en Facebook, después de haber aprobado la reforma, sus vacaciones en Cozumel.

Muñoz Ledo, quien ha puesto en la mesa otras violaciones a la ley, como la Guardia Nacional por sus nuevas funciones de cazamigrantes, pide que se investigue también el supuesto soborno de un millón de dólares que habrían recibido los diputados para ampliar el periodo de Bonilla.

POR ALEJANDRO SÁNCHEZ 

[email protected] 

@ALEXSANCHEZMX

¿Te gustó este contenido?