Ayotzinapa, pendiente de AMLO

Los padres de los desaparecidos depositaron su esperanza en López Obrador

Alejandro Cacho / Touché / Heraldo de México
Alejandro Cacho / Touché / Heraldo de México

Hace cinco años se escribió con sangre una de las páginas más vergonzosas y negras en la historia reciente de México. 43 estudiantes normalistas fueron secuestrados en Iguala, Guerrero, y no se volvió a saber nada de ellos. Hoy, la responsabilidad de esclarecer el caso ante México y el mundo es del presidente Andrés Manuel López Obrador. Así de claro, ni más ni menos.

Fue él quien desde la oposición señaló al Estado como corresponsable de la desaparición de los normalistas. Fue él quien ofreció en campaña resolver el caso, encontrar a los estudiantes y llevar ante la justicia a los responsables. Como si compromiso público uno fuera suficiente, es él quien hoy está el frente del Estado mexicano. Es él quien tiene todos los instrumentos del gobierno para llevar a cabo una nueva investigación. Es él quien nombró al responsable de retomar y resolver el caso y le dio todas las facultades.

Los padres de los desaparecidos depositaron su esperanza y su confianza en López Obrador. Esos mismos padres llevaron esta semana su protesta y su dolor a la sede del Parlamento Europeo, en Bruselas, Bélgica. Los eurodiputados conocieron la consigna vivos se los llevaron, vivos los queremos y se solidarizaron con la causa. Amnistía Internacional y la Coordinación Alemana para los Derechos Humanos en México organizaron la visita. Los eurodiputados se solidarizaron con ellos y anunciaron que la Unión Europea estará pendiente de los resultados de la investigación que realiza López Obrador.

Toda esa exposición nacional e internacional, más el desmoronamiento de la Verdad Histórica construida en el gobierno de Enrique Peña Nieto, significa una presión a la que López Obrador no está acostumbrado. El hecho de que la primera investigación del caso haya estado plagada de irregularidades ya no es pretexto. López Obrador tiene la oportunidad de pasar a la historia como quien resolvió e hizo justicia en el caso Ayotzinapa o como quien, simplemente, no pudo.

BON APPÉTIT: Quirino Ordaz, gobernador de Sinaloa, Francisco Domínguez, de Querétaro, y Mauricio Vila, de Yucatán, se mantienen firmes como los mejor evaluados del país prácticamente desde que comenzó el año. El seguimiento mensual que lleva Caudae Estrategias para El Heraldo de México muestra ya números consistentes sobre los atributos que ven los ciudadanos en su gobernador.

Por ejemplo, el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz, fue considerado el más capaz, seguido de los gobernadores de Querétaro y Yucatán. Domínguez, de Querétaro, salió como el más honesto, seguido por los de Sinaloa y Yucatán.

Pero también hay gobernadores que consistentemente se aferran a los últimos lugares de la encuesta. Es el caso de Jaime Rodríguez, de Nuevo León, Francisco Vega, de Baja California, e Ignacio Peralta, de Colima. Pena ajena.

POR ALEJANDRO CACHO

[email protected] 

@CACHOPERIODISTA

eadp

¿Te gustó este contenido?