Aumento insuficiente

El aumento de un peso al transporte público deja a los concesionarios sin la posibilidad de dar mantenimiento a sus unidades, mucho menos renovarlas.

Netlog

Agradezco a El Heraldo la oportunidad para, ahora, comunicarme con usted a través de este emblemático diario mexicano que en su relanzamiento como #ElRostrodeMéxico promete ser la referencia periodística que todos seguirán. Enhorabuena.

En este espacio conversaremos sobre temas que involucran a la Ciudad de México. Un sinnúmero de historias se produce en ella. Una de las ciudades más grandes del mundo requiere de grandes soluciones a sus enormes problemas y uno de ellos es el transporte de pasajeros.

Para el público no existe una claridad de las modalidades de transporte, pero las rutas de microbuses son concesionadas, de particulares y movilizan a similar número de pasajeros que el Sistema de Transporte Colectivo Metro.

El análisis del gobierno mancerista duró más de 4 meses y finalmente se dio el veredicto, un peso de aumento para todas las rutas. El incremento está un 50 por ciento por debajo de lo que necesitan los concesionarios para modernizar los 11 mil vehículos que ya lo requieren al vencer su vida útil de 20 años y para el mantenimiento de los otros 20 mil que circulan por toda la Ciudad de México.

Entrevisté a Jesús Padilla Presidente dela Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad y en su oportunidad y al margen del análisis hecho por la Secretaria de Movilidad, informó que dos pesos sería un incremento justo para garantizar el mantenimiento y la posible adquisición de nuevas unidades.

Reconoció que el dialogo abierto y franco del Secretario de Movilidad Héctor Serrano les había dado la confianza para aguantar el incremento al precio de la gasolina, pero dejó claro que ya no era posible esperar más. Algunas rutas han incrementado hasta en 1.50 pesos sus tarifas con lo que ha comenzado una cacería de abusivos.

Es claro, el aumento de un peso no es suficiente para un transporte que moviliza a 5.5 millones de personas diariamente que necesitan renovación y mantenimiento. Este aumento se traduce en un analgésico al dolor que le ha provocado al transporte de la Ciudad de México el incremento a la gasolina. ¿Cuánto más soportarán los concesionarios sin recursos adicionales? ¿se cumplirá el objetivo del Jefe de Gobierno que al término de su administración ya no habrá microbuses? Después de la elección de junio veremos si este tema verdaderamente avanza.

…CORAZÓN QUE SÍ SIENTE

Qué feo sienten los habitantes y trabajadores del Estado de México que aun con las advertencias del Secretario de Movilidad mexiquense Edmundo Ranero al transporte público de que no hay autorización de aumento a tarifas, cobran lo que quieren y si usted no quiere pagar lo que ellos exigen, simplemente no lo llevan.

JESUS.MARTIN.MENDOZA001@GMAIL.COM

@JESUSMARTINMX

¿Te gustó este contenido?