Ataque con granadas

Guillermo Ochoa se mantiene en la Selección Nacional a pesar de haber recibido el mayor número de anotaciones en la historia del futbol penincular


Guillermo Ochoa se convirtió hace unos días en el portero más goleado en el futbol de España. Encajó 80 tantos (más los que se acumulen en el duelo de mañana en la tierra de la Alhambra contra el Espanyol de Barcelona, en la última jornada de la temporada).

El dato es terrible, pero requiere de matices. El portero es el último hombre a la hora de los ataques enemigos. Antes de él hay varios hombres encargados de evitar los tiros a puerta. La defensa de su equipo, el Granada, era de gelatina. Los franceses Foulquier y Saunier, el español Lombán y el uruguayo Silva no fueron más que coladeras. Menos mal que Ochoa -blanco del pelotón de fusilamiento- quedará desligado del conjunto granadino y buscará nuevos horizontes, a partir de este sábado.

Consciente de que la lluvia de cuero no siempre se desató por culpa suya, Juan Carlos Osorio traerá a un Guillermo lleno de moretones para jugar con la Selección Nacional en la próxima Copa Confederaciones en Rusia. Y den ustedes por hecho que lo mantendrá como titular. Le llena el ojo al colombiano, a pesar de sus marcadas limitaciones.

Ochoa es un atajador de primera, pero no juega el área ni sale como lo hace Talavera, un portero más completo que el jalisciense. Juega en la raya, al filo de la ejecución. En tercer lugar aparece Jesús Corona, el guardameta de La Máquina Cementera, reducida a achacosa carcacha. De los tres, el mejor es Alfredo Talavera. Impresiona ver sus atajadas flexionando las rodillas y abriendo la mano, sin siquiera tener que lanzarse. Talavera campea en las dos áreas con una seguridad que le debe respaldar para buscar la titularidad en Rusia 2018.

Liguilla. El guardavallas choricero puede ser pieza clave en la esperanza toluqueña de conseguir el título en su centenario. El equipo rojo dejó mucho qué desear ante el Santos, que estuvo a punto de sacarle de la bolsa la clasificación a semifinales. El cuadro lagunero hizo un gallardo esfuerzo en La Bombonera. Y ahora, el Guadalajara será un sinodal muy complicado.

En la otra serie, Tigres debe imponerse a los Xolos de Tijuana. Es el equipo más sólido del balompié nacional. Arrastró al Monterrey de manera categórica. El duelo de esta noche viene aderezado por la declaración de Ricardo Ferretti. El brasileño puso el dedo en la llaga con respecto a Miguel Herrera, quien dejará la perrera –con contrato vigente- para regresar al América. El técnico de los canes se defendió argumentando que no hay un contrato firmado. Pero el preacuerdo existe. ¿Cómo tomará la afición tijuanense semejante abandono?

 

Columna anterior: Alameda en El Heraldo

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRealidad política definirá futuro

Realidad política definirá futuro