¿Asterisco?

El primer título de los Raptors de Toronto fue demeritado por las bajas de piezas claves de los Warriors

Enrique Burak  / Deporte Plural / Heraldo de México
Enrique Burak / Deporte Plural / Heraldo de México

No deja de llamarme la atención la manera en la que se tiende a demeritar los logros obtenidos por algún equipo o un atleta independientemente de las condiciones en las que se hayan conquistado. El ejemplo más reciente se desprende del título de Toronto en la NBA, que superó a Golden State, en seis juegos.

Es cierto que los Warriors no estaban completos, que Kevin Durant únicamente jugó 12 minutos en toda la serie, que Andre Iguodala estaba tocado, que DeMarcus Cousins apenas venía tomando ritmo, que Kevon Looney jugó con un cartílago del pecho fracturado y, por último, la aparatosa lesión de rodilla de Klay Thompson en el sexto encuentro.

Evidentemente Golden State estaba diezmado, pero no se toma en cuenta el gran trabajo de los Raptors, encabezados por un estelar como Kawhi Leonard, pero que detrás tenía un grupo de jugadores mayormente desconocidos para los reflectores, como Pascal Siakam o Fred VanVleet, o cartuchos aparentemente quemados como Kyle Lowry, Serge Ibaka o Marc Gasol.

Y además eran conducidos por Nick Nurse, un entrenador con experiencia en Europa, en la Liga de desarrollo, y como asistente en la NBA, pero que nunca antes había dirigido a este nivel.

Sin embargo, se amalgamaron, y jugaron como un equipo en toda la extensión de la palabra, cubriéndose las espaldas cuando no era la noche de alguno de ellos, para encontrar un héroe distinto partido a partido de ser necesario, con gran efectividad en sus disparos y con una excelente defensa.

En suma, fueron mejores en toda la serie.

Toronto le ganó al rival que tenía enfrente y punto. No concuerdo con la idea de quienes buscan ponerle un asterisco a su campeonato.

¿Acaso se le puso uno al campeonato de Chicago de 1991, pese a que los Lakers tenían lesionados a elementos como James Worthy y Byron Scott? ¿Valen menos los títulos consecutivos de Houston de 1994-95, porque fue cuando Michael Jordan dejó a los Bulls para ir a jugar beisbol? Por supuesto que no.

Viendo a futuro, en Las Vegas han colocado a los Lakers, de LeBron James ,como favoritos para la próxima campaña al hacerse durante el fin de semana de Anthony Davis, que deja Nueva Orleans, a cambio de tres jugadores y tres selecciones de primera ronda del Draft, incluyendo la cuarta total del 2019. No tuvieron que desprenderse de Kyle Kuzma, y aspiran a sumar a Jimmy Butler.

En cuanto a Toronto y Golden State, muchas preguntas. ¿Se quedará Leonard con los Raptors, donde llegó a regañadientes, pero puede buscar el bicampeonato?, y ¿qué ocurrirá con los Warriors?

Durant y Thompson son agentes libres, pero por sus lesiones, el primero estará fuera un año, y el segundo de seis a nueve meses.

POR ENRIQUE BURAK

[email protected]

@ENRIQUEBURAK

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo