Así destruye AMLO la riqueza del país

AMLO ya no inspira confianza a los inversionistas, por eso la bolsa continuó con pérdidas esta semana

Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

Me reuní con un alto miembro del gobierno actual esta semana. Sostuvimos una charla de amigos, comentamos sobre los enormes cambios que se avecinan, y me compartió la ruta que se ha trazado para su futuro profesional. Me habló preocupado de lo que el gabinete saliente observa. Enlistó las acciones de Andrés Manuel López Obrador que están destruyendo la riqueza del país:

Primera. La renuncia masiva de la alta burocracia. Toda la experiencia acumulada y el aprendizaje de años, equivalentes a miles de millones de pesos en valor económico, se está diluyendo. En Banco de México, por ejemplo, son cientos de especialistas que ya han pedido su jubilación adelantada. Se van.

Segunda. Las pérdida de valor en las afores y en el ahorro de los trabajadores. Son miles de millones de pesos de dinero del retiro de los trabajadores que se han perdido estas semanas por que la caída de los mercados impacta directamente la cuenta de cada trabajador.

Tercera. La cancelación del aeropuerto. El dinero enterrado de la construcción es efectivamente una estupidez, y, además, hay una pérdida neta de valor económico asociada a los viajes que ya no se harán, los empleos que ya no se crearán y los negocios que ya no se generarán por haber cancelado caprichosamente Texcoco.

Cuarta. El costo del financiamiento para el país. Derivado de las malas decisiones económicas, la tasa de interés se está encareciendo velozmente, y será instantáneo su impacto en los créditos. Habrá un costo mayor de la operación del sistema económico, afectando rápidamente la capacidad crediticia de personas, micro, pequeñas y medianas empresas.

Quinta. La ignorancia y los prejuicios de algunos miembros del futuro gabinete. Varios personajes del gabinete próximo son muy académicos (o muy ingenuos), y hay una pérdida de valor económico por la curva de aprendizaje que tendrán que atravesar. Al menos durará un año el ajuste en todo el equipo gubernamental que entra.

Sexta. El costo de la incertidumbre. Mientras AMLO y su gabinete no sean predecibles en su comportamiento, reinará la incertidumbre. Los mercados dejaron de creerle no solo al próximo secretario Carlos Urzúa. El propio AMLO ya no inspira confianza a inversionistas, por eso la bolsa continuó con pérdidas esta semana.

SE ESTANCAN INMUEBLES

El mismo personaje me dijo que el mercado inmobiliario del país, y particularmente de la capital, ya se estancó. Es gravísimo, porque los bienes raíces son uno de los termómetros más nítidos del apetito económico que genera una región o una ciudad. En la CDMX el mercado ya no se mueve, y Claudia Sheinbaum podría encontrar una contracción difícil de revertir.

IMCINE

Fueron 97 películas las financiadas por fondos o estímulos públicos en 2018. ¿Habrá dinero en el paquete económico para cineastas en 2019?

[email protected]

@SOYCARLOSMOTA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo