En qué gastará tu dinero el Estado

Está la reestructuración del gasto en la pensión universal para adultos mayores y Jóvenes Construyendo el Futuro

Gabriel Baducco / Así de sencillo / Heraldo de México
Gabriel Bauducco / Así de sencillo / Heraldo de México

Muy bien, señoras y señores, preparen sus billeteras. Esto es parte del dinero que todos los mexicanos pagaremos con el comienzo del reparto de los planes sociales que, en buena medida, le granjearon el triunfo electoral a Andrés Manuel López Obrador. Ojo, no crean que antes no se gastaba en planes sociales. Las administraciones pasadas fueron construyendo una red de mucha corrupción y poca efectividad, conformada por casi 5 mil 500 planes distintos. Y, aun así: pobreza, pésima estructura en el sistema de salud (no es opinión, sino información, la semana pasada compartí los datos), serios problemas en la educación… este México lindo y querido.

Para empezar, AMLO arrancó con la reestructuración del gasto en la pensión universal para adultos mayores, aplicable a partir de los 68 años (o 65 para personas indígenas), que pasó de 580 pesos mensuales a mil 274. Por el momento, serán 2 millones y medio de beneficiarios. Los mismos que ya estaban inscritos.

De la batería de planes sociales prometidos por López Obrador, también se pondrán en marcha las pensiones para personas con discapacidad, primero en el estado de Guerrero. Para la entrega de esos recursos, el presidente pidió a los delegados estatales del Gobierno Federal (o sea en todo el país) meterle velocidad los censos para establecer el número concreto de beneficiarios. El punto es que, aunque suene difícil de creer… ese censo no existe. No sabemos hoy cuántas personas con discapacidad viven en México. Ni dónde, ni con qué tipo de padecimiento. Igual que los adultos mayores, obtendrán 1,274 pesos cada mes y, sabemos ya, que al menos 1 millón de personas la recibirán. ¿Será suficiente? Seguramente no, pero algo será.

Por otro lado está el megaplan social del Presidente, quizá el compromiso insignia de esta administración: Jóvenes Construyendo el Futuro, que se divide en dos modalidades, pero que fundamentalmente estará a cargo de la Secretaría del Trabajo.

Es mega porque se piensa llegar a 2.6 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan.

Es mega porque entregarán 3 mil 600 pesos mensuales. Y es mega porque, si funciona, si funciona… le cambiará el futuro a este país.

Si no, pues será más y más dinero destinado solamente para su subsistencia. Otro día discutimos si de manera digna o no.

Alfredo Elizondo, de la Agencia para el Desarrollo AC, que presenta todos los años el Índice de Desempeño de los Programas Públicos Federales, apuntó que aunque se ha dicho que se requieren 22 mil millones de pesos para cubrir a los 2.6 millones de jóvenes, la realidad es que se necesitan 99 mil millones, si se pretende dar cobertura a la cantidad de personas anunciadas.

Los países más desarrollados del mundo, gastan más dinero en infraestructura que en planes sociales. Nosotros, nosotros estamos muy lejos.

Así de sencillo.

 

[email protected]

@gabrielbauducco

¿Te gustó este contenido?