Aseguremos el espectro para reducir la brecha digital

No quedan claras las acciones para asegurar la conectividad en todo el país, ni cómo se establecerán los mecanismos de coordinación

Ramiro Pineda / Analista político / El Heraldo de México
Ramiro Pineda / Analista político / El Heraldo de México

Poco o casi nada se sabe sobre los planes del gobierno en materia de conectividad, excepto que son ambiciosos en sus alcances. En unas semanas, comenzará el proceso de licitación para la Red Troncal de fibra óptica, con las presentaciones y ofertas técnicas de los competidores. Un requisito indispensable es el plan para ofrecer internet subsidiado por el gobierno en plazas públicas, carreteras, hospitales y escuelas.

Pero no quedan claras otras acciones para asegurar la conectividad en todo el país, ni cómo se establecerán los mecanismos de coordinación entre la Subsecretaría de Comunicaciones y Desarrollo Tecnológico, y el Instituto Federal de Telecomunicaciones para llevar a cabo proyectos de despliegue de infraestructura. Quedan muchas preguntas: ¿Son los 50,000 kilómetros de la Red Troncal suficientes para llegar a todos los rincones del país? ¿Están cubiertas áreas que, por su orografía, se torna compleja la instalación de infraestructura terrestre? ¿Deberán otras tecnologías que resuelven estos problemas, como la comunicación satelital, formar parte de la solución?

Recientemente, el IFT presentó su Programa de Trabajo Anual, donde considera 42 proyectos destinados a continuar con el aumento de la cobertura y la penetración de los servicios de telecomunicaciones, a fin de continuar reduciendo la brecha digital.

El IFT reconoce a la industria satelital como un actor clave de telecomunicaciones que ayuda a reducir la brecha digital. Sin embargo, este organismo autónomo ha señalado que los avances tecnológicos de la industria satelital han excedido los instrumentos legales existentes para brindar una cobertura completa. Como parte de su programa de trabajo anual, el IFT llevará a cabo un análisis del Reglamento de Comunicación por Satélite, que considerará las opiniones de la industria, la academia y particulares, a fin de actualizar y optimizar su marco jurídico.

Además de este análisis interno, hay organismos internacionales líderes cuyas recomendaciones deben ser consideradas. Por ejemplo, la Unión Internacional de Telecomunicaciones, en la que México es un miembro activo, afirma que los miembros adoptan y respetan la Resolución 203 sobre Conectividad, que identifica la necesidad de que los miembros mantengan un acceso dedicado al espectro satelital por parte de las compañías de telecomunicaciones satelitales para los servicios y aplicaciones de banda ancha.

El IFT debe reafirmar su política respecto de hacer un uso más eficiente del espectro, incluida la seguridad de la banda de 28 GHz para el uso de conectividad de comunicaciones por satélite.

El gobierno de López Obrador está comprometido a conectar a México. Demostrar su apertura a todo tipo de operadores de telecomunicaciones para participar en el mercado permitirá una cobertura más completa, confiable y asequible tanto en áreas urbanas como rurales, y esto contribuirá en gran medida a cerrar la brecha digital.

 

Por RAMIRO PINEDA

@RAMIROPINEDA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas

Sacapuntas