Arturo Morales: La industria farmacéutica nacional y los retos del nuevo gobierno

La industria farmacéutica es un sector vulnerable por su alta exposición a la corrupción con motivo de la venta de medicamentos al sector público

Arturo Morales / Presidente de la AMELAF
Arturo Morales / Presidente de la AMELAF

En México la esperanza de vida aumenta y la mortalidad disminuye; este efecto es proporcional al incremento en el consumo de medicamentos para atender a la salud en enfermedades crónicas como obesidad, diabetes, hipertensión y cáncer, entre otras. Para 2020 el consumo en México será de más de 15 mil mdd, lo que repercutirá en el crecimiento de la industria farmacéutica, recientemente declarada como sector estratégico para el país.

México es un importante productor de medicinas de alta tecnología, incluidos antibióticos, antiinflamatorios y tratamientos contra el cáncer, de igual manera es uno de los mercados atractivos para invertir.

Actualmente el sector tiene una producción anual que equivale a 2.6 por ciento del PIB y en lo que va del sexenio ha generado alrededor de 85 mil empleos directos y cerca de 300 mil indirectos. Invirtiendo más de 3 mil millones de dólares.

Sin embargo, la ASF encontró corrupción en la compra de medicamentos de los estados y graves incumplimientos de pago a la industria en varias entidades e instituciones. La sociedad esta informada de estos actos que generan legítima indignación.

La Constitución Política de México reconoce el derecho humano a la protección de la salud y el Estado tiene la responsabilidad de garantizar el acceso a los servicios de salud con el abasto suficiente, accesible y de calidad de los medicamentos.

La obligación gubernamental para cumplir con el derecho a la protección de la salud no podrá alcanzarse en tanto en la compraventa de medicamentos en tanto no se aplique una política pública para reducir el costo de los mismos, sin perjuicio de su calidad. La primera medida para resolver la problemática descrita es con el desarrollo de la industria farmacéutica nacional. El presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó su deseo de apoyar a la industria farmacéutica nacional porque su propósito es que su gobierno adquiera medicamentos más baratos.

Toda vez que el Presidente, su secretario de Salud y la industria mexicana coincidimos en los propósitos para beneficio de la población en materia de salud, se deberá: Estimular la fabricación nacional; evitar la corrupción en las compras en las que participa el sector público; proteger el empleo de la industria farmacéutica; promover la demanda de medicamentos genéricos y eliminar obstáculos normativos a la sustitución entre medicamentos de patente y genéricos; evitar la entrada de medicamentos extranjeros que no observan controles de calidad y que limitan el empleo y desarrollo de profesionales y técnicos mexicanos.

Es importante que la Cofepris ejerza un control de los productos, a nivel nacional y de importación; asegurar que el proceso de producción, distribución y comercialización de medicamentos se desarrolle con legalidad, transparencia y eficiencia económica; eliminar obstáculos normativos que propician retrasos y adeudos por parte del sector público; transparentar la gestión del programa Seguro Popular para que los recursos federales sean utilizados de manera eficiente y lograr la cobertura de medicamentos para toda la población, OBJETIVO FINAL.

 

PRESIDENTE DE LA AMELAF

[email protected]

@AMELAFAC

 

¿Te gustó este contenido?