Ariadne Díaz, una mujer enamorada

"Nuestros padres no pagarán la boda, lo haremos Marcus y yo, para eso trabajamos", afirma la actriz

Shanik Berman / Shanik en El Heraldo / Heraldo de México
Shanik Berman / Shanik en El Heraldo / Heraldo de México

¿Qué es lo más lindo de Marcus?

-Su sentido del humor y qué es un llorón, me encanta también.

¿Llora mucho?

-Es muy llorón. Nos gusta llorar juntos.

-¿Qué los hace llorar?

-Todo. O sea, desde que íbamos al ultrasonido: él llorando y yo igual. Llega y me da una linda noticia, y lloro. Somos muy ridículos, cursis y sensibles, pero está bonito. No me sentiría cómoda siendo así de emocional con una persona que fuera fría.

-¿Cómo se dicen?

-Nos decimos bebés. Ya sabes, nos rompimos la cabeza, de repente me dice bebesaurio, porque la primera vez que le dije bebé, yo creo que pensó: ya estoy muy viejo para que me digan bebé, pues mi bebesaurio. Puras tonteras; pero sí, nos la pasamos jugando mucho.

-Como es él, ¿obsesivo de la limpieza o cochinón, como la mayoría de los varones?

-De repente nos da por la pulcritud y entonces hay que limpiar y hay que recoger todo, y de repente es así de: ¡Ay, qué flojera! La verdad si hay días que tenemos un cochinero de casa y hay que compartir eso, porque si vives con una persona demasiado ordenada, como yo no soy tan ordenada, pues no estaría padre.

-Imagínate a alguien que te diga como Eugenio Derbez, que no puede tener nada fuera del cajón…

-¡No, me muero! No puedo con esas cosas, pero tampoco puedo vivir en la inmundicia, ¿me entiendes? Tampoco puede vivir de acumuladora, de ya tenemos cosas de hace 10 años. Creo
que soy una persona normal.

-La mayoría de las actrices que protagonizan no se quieren embarazar por miedo a engordar de más, ¿cuánto engordaste tú?

-Yo engordé realmente poco. Es más, embarazada me sentía casi igual, más curvosa, como mi versión más sabrosa, me puse más curvilínea.

-¿Tú querías ser mamá?

-Pues claro. Tuve a mi hijo cuando tenía 29 años, ya no se te chispotea; porque si a los 29 se te chispotea, es porque estás muy burra y no pusiste atención. Marcus tenía 33, sabíamos perfecto lo que queríamos y somos los más felices.

-¿Le dedicas tiempo a tu bebé?

-Por supuesto, jamás me perdonaría irme en la mañana y llegar en la noche y ¡ay, ya habló, ya caminó! y no lo vi, me parecería horrible, aunque respeto a la gente que lo hace.

Dijo la bella y curvilínea Ariadne Díaz, quien dio a luz a Diego, el 11 de mayo de 2016.

 

Por SHANIK BERMAN

¿Te gustó este contenido?