Arana triplica resultados en dos años

El desempeño de José Manuel Arana, CEO de Grupo Industrial Saltillo, está potenciando su globalización

Netlog

Si uno revisa el desempeño financiero y los resultados de la incorporación de José Manuel Arana como CEO de Grupo Industrial Saltillo desde hace alrededor de dos años, es posible atestiguar el poderoso camino hacia la globalización que está experimentando esta importante empresa mexicana que vende autopartes, calentadores de agua, pisos y vajillas. Los datos son descomunalmente poderosos. Veamos.

Dos indicadores dan cuenta de lo que José Manuel ha logrado en muy poco tiempo. Uno de ellos es el renglón de las ventas. Mientras en el primer trimestre de 2014 esta empresa facturó 2 mil 414 millones de pesos, en el mismo período, pero de este año, esa cifra se había más que duplicado para llegar a 5 mil 224 millones. Asimismo, el famoso indicador EBITDA sufrió una propulsión inusitada: se disparó en aquel año de 287 millones a 844 millones en 2017. Es difícil ubicar empresas mexicanas que crezcan a ese ritmo.

Parte del secreto de Arana fue detonar una veloz estrategia global fundamentada en adquisiciones. En 2015 esta empresa compró a otras firmas en España, Polonia y la República Checa, principalmente de su división de autopartes, donde está imparable. Un año después (hace apenas unos meses), volvió a realizar adquisiciones en España, China e Italia.

Si bien el negocio de autopartes (cigüeñales y partes de frenos) es de lo más vigoroso en este corto período de tiempo, Arana privilegió equilibradamente la expansión de las otras divisiones. En el caso de Vitromex, por ejemplo, inició las inversiones para incorporar tecnología de impresión digital. Asimismo, detonó una estrategia rápida para aprovechar que el peltre se volvió a poner de moda en el país, y reposicionó al acero vitrificado en las vajillas que produce con la marca Rustik y con una línea en alianza con la empresa de Cristina Pineda, Pineda Covalín. También en sus calentadores Calorex se introdujeron mecanismos para el ahorro de gas en los modelos más recientes.

Una de las estrategias financieras de Arana será refinanciar su deuda a través de emisiones públicas. La empresa tiene un plan para emitir hasta 5 mil millones de pesos en instrumentos a varios plazos y en varias monedas. Si bien en este momento la firma no ha definido el plazo y el monto de la primera emisión, es cierto que debemos esperar que Arana active este herramental financiero en cualquier momento. En cuanto se anuncie seguramente se verá una euforia por tomar sus papeles, a decir de los resultados logrados.

José Manuel Arana está potenciando un conglomerado mexicano —que ya estaba diversificado y era exitoso—, en una de las estrellas del escenario mundial en el nuevo México globalizado.

Cuando reestrenemos el TLCAN y se abra la llave de nuevos acuerdos comerciales, esta empresa será de las que estarán más listas para aprovecharlos.

Columna anterior: AMLO visto desde Londres

motacarlos100@gmail.com

¿Te gustó este contenido?