Apúrese, señor Gobernador, apúrese

Que no se publique la “ley Bonilla” es bastante más peligroso de lo que parece

Gabriel Baducco / Así de sencillo / Heraldo de México
Gabriel Bauducco / Así de sencillo / Heraldo de México

La postura del gobernador de Baja California, Francisco Vega (PAN), de no publicar la ley que votó su Congreso y que otorga a Jaime Bonilla (Morena), quien lo sucederá en el cargo, un mandato de cinco años y no de dos, como fue votado el 2 de junio, es bastante más peligrosa de lo que parece.

Lo es porque en tanto la ley no sea publicada, las controversias constitucionales resultarán improcedentes. La Suprema Corte de Justicia de la Nación no puede expedirse sobre una ley no publicada.

Ojo con esto: si la ley es publicada poco tiempo antes del 1 de noviembre, Jaime Bonilla asumirá su mandato ya ampliado, pero la Corte no tendrá tiempo de expedirse. Fue por eso que el 24 de julio, la SCJN consideró improcedentes las controversias interpuestas por los municipios de Tijuana y Mexicali; porque la reforma constitucional en Baja California aún no se concreta.

Por otro lado, la Comisión de Orden y Disciplina Intrapartidista del Consejo Nacional del PAN sesionó el domingo Resolvieron que las y los ex diputados de Baja California José Félix Arango Pérez, Iraís María Vázquez Aguiar, Raúl Castañeda Pomposo, Ignacio García Dworak, Sergio Tolento Hernández, Carlos Alberto Torres Torres y Alfa Peñaloza Valdez, así como a la Presidenta Municipal y Síndico del Ayuntamiento de Playas de Rosarito: Mirna Cecilia Rincón Vargas y Miguel Ángel Vila Ruiz, fueran expulsados del partido. Se debe a que votaron a favor de la llamada Ley Bonilla. O sea: Haber actuado en desacato a un acuerdo de los órganos del partido, y con ello incurrir en un acto grave de indisciplina.

Pero… ¿a ellos les importa? De todas formas habían renunciado unos días antes. ¿Acaso será una mancha en su curriculum legislativo? ¿Acaso será una traba para que pronto formen parte de otra fuerza política que les abra las puertas? ¿O nos quedaremos con que será una indigna historia que le cuenten a sus nietos?

Hagamos un breve ejercicio de memoria: el 8 de julio, en fast track, con 21 votos a favor y un voto nulo, el Congreso de Baja California aprobó modificar la Constitución del estado, en el artículo 8 transitorio, para permitir que el próximo gobernador tenga un periodo de cinco años en el puesto y no sólo de dos. Más tarde y sin pudor, la validación de la reforma sucedió el 23 de julio. Nada especial hasta que sepas que fue en una sesión extraordinaria y a puerta cerrada, en la que sólo estuvieron presentes 15 de los 25 diputados.

Desde la capital, el poderoso titular de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal Ávila, advirtió que no se permitirá alteración alguna a la Constitución mexicana.

Otra vez: para evitar el atropello, es necesario avanzar en las cuestiones legales. Así es que… apúrese a publicar la ley, señor gobernador, apúrese. Así de sencillo.

POR GABRIEL BAUDUCCO

[email protected]

@GABRIELBAUDUCCO

edp

¿Te gustó este contenido?