Apocalipsis médico el 1 de junio

Uno de los directores de los Institutos Nacionales de Salud me dice que “ya no hay medicamento” para los pacientes

Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México
Carlos Mota / Un montón de plata / Heraldo de México

Hablé con uno de los directores generales de uno de los Institutos Nacionales de Salud. Me pide no ser identificado, pero me urge alertar a la población de un apocalipsis médico en el sistema nacional de salud, que ocurrirá a partir del 1 de junio: toda la atención clínica y la hospitalización de pacientes estará fuertemente comprometida a partir de esa fecha. Hay una crisis de proporciones inconmensurables en puerta. ¿La razón? El recorte presupuestal masivo ordenado por el gobierno federal y por la Secretaría de Hacienda.

El doctor me dice que es imposible materializar la compra consolidada de medicamentos que quiere el presidente Andrés Manuel López Obrador, debido a que es imposible alinear las necesidades, los consumos y los cuadros básicos de todos los hospitales de alta especialidad, los Institutos Nacionales de Salud y de los organismos como el IMSS y el ISSSTE.

Ya no hay medicamento, advierte, porque Hacienda dijo que esa partida la cancela (…) Lo que estamos haciendo es reasignaciones de partidas.

Apuntó también que Raquel Buenrostro, responsable de la compra consolidada, no puede, advirtiendo que ni siquiera ha publicado las bases. Además, las empresas vetadas por AMLO, en muchos casos, son las únicas que materialmente podrían surtir muchas medicinas.

Más grave aún es que estas instituciones se quedarán sin alrededor de 2 mil 500 médicos a quienes se les vence el contrato el viernes de la próxima semana.

Fueron contratados de forma temporal porque están congeladas las contrataciones fijas desde hace muchos años. La salida de estos 2,500 médicos afectará la operación diaria, para lo cual todos los hospitales e institutos se aprestan a realizar tres acciones: (1) cancelación de horarios; (2) limitaciones severas a las capacidades de atención; y (3) diferimiento de procedimientos —es decir, las cirugías y tratamientos serán aplazados—.

El problema es que los pacientes nos echarán la culpa, apunta, pero no nos pueden pedir lo imposible. Los directores evalúan publicar una carta abierta explicando a la población la situación.

Y es eso… o quizá le hagan caso al presidente López Obrador, que ayer dijo que está permitido hasta hacerle un plantón, un motín emocional, al funcionario que sea (…) ¿por qué me voy a dejar vencer por una disposición legal o por lo que dice alguna secretaría, aunque se trate de Hacienda?.

CELESTINO DE LA CRE

No deja de causar asombro en todo el sector energético que el Comisionado de la CRE, Jesús Alberto Celestino, defendiera a capa y espada a Pemex y que quiera participar en el proyecto de la refinería de Dos Bocas. En la industria desagradó que no se quiera seguir la ley, que prohíbe a los comisionados mostrar sesgo hacia una de las empresas, cuando en realidad su función es regular sin favoritismos a todo el sector.

[email protected]

WHATSAPP 56-1164-9060

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo