Angosta brecha para aval de EU al T-MEC, demócratas inflexibles y aquí pugnas por mantener viejo modelo

Lío legal de gasoductos con CFE para largo y IEnova pausa estratégica; cae tráfico de Asur México 0.7% en julio; GS1 y su “Retail Day”; Nogueira llega a Daimler

Alberto Aguilar / Nombres, Nombres, Nombres / Heraldo de México
Alberto Aguilar / Nombres, Nombres, Nombres / Heraldo de México

RECIÉN ESTUVO AQUÍ un grupo de legisladores estadounidenses para entrevistarse con el presidente Andrés Manuel López Obrador, esto en el contexto de la ruta crítica para lograr la ratificación del T-MEC, tanto en EU como en Canadá.

Más allá de que el Senado mexicano decidió adelantarse a los tiempos para avalar lo negociado, lo cierto es que los espacios para que EU haga lo propio se reducen a unos cuantos días de este mes y las dos primeras semanas de septiembre.

El gobierno de Justin Trudeau debe también aprovechar la pequeña brecha antes de sus elecciones en octubre.

A estas alturas a la actual administración le queda claro que los demócratas encabezados por Nancy Pelosi no van a dar una victoria fácil a Donald Trump en el acuerdo trilateral.

Los legisladores plantearon varias de sus exigencias a nuestro mandatario, quien descansa para el relevante asunto en el subsecretario Jesús Seade.

Pretenden que el capítulo laboral se abra, al igual que lo que se refiere a patentes.

A través de una instancia supranacional se quiere supervisar a México para que se cumpla con las reformas laborales que garanticen la libertad de asociación, negociación colectiva y mejoramiento de la justicia laboral. El punto es eliminar el dumping salarial.

También buscan reducir a 10 años las patentes de medicamentos biotecnológicos, para que puedan llegar biocomparables.

A los legisladores les quedó claro el rechazo de México de reabrir el T-MEC. Fuentes ligadas al tema estiman que la postura les sorprendió para un gobierno que pretende mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y la salud.

La imposibilidad de ratificar el T-MEC y de que esto se lleve al 2021, después de las elecciones en EU, abriría un largo espacio de incertidumbre, lo que frenará más las inversiones hacia México.

Además en una de esas, los demócratas toman más fuerza en el Congreso, lo que dificultará más el asunto.

En la visita al país hubo un incidente que complicó aún más el escenario. La legisladora Judy Chu lo hizo público en Twitter. Junto con un grupo de sus colegas no logró concretar una entrada sorpresa a la planta de Goodyear en SLP.

Pretendían conocer de forma directa las condiciones laborales de los trabajadores mexicanos que en esa factoría, que se sabe son precarias.

Justo en este aspecto está el quid de la discusión que hoy existe en México en cuanto a abrir o no el T-MEC. Expertos estiman que quienes se oponen buscan preservar un modelo de bajo costo y cercanía con EU, que fue el que sustentó al TLCAN por 20 años y que ha beneficiado a muchas multinacionales, por ejemplo del rubro automotriz, farmacéutico y las maquiladoras.

En el cuarto de junto de la IP asesores como Jaime Serra, Herminio Blanco o Jaime Zabludovsky estarían en esa tesitura. Parece que el propio Seade coincidiría.

Vaya, la representación de la IP en Washington es encabezada por Sergio Gómez Lora de la firma IQOM que fundó el ex secretario Blanco.

El T-MEC como está, preserva el viejo modelo, no así lo que empujan los demócratas, tema estratégico frente al cual muchas empresas mexicanas no están en contra.

Así que en esta pugna está en juego el T-MEC y el mantener un esquema que no ha favorecido al trabajador.

***

ENTRE LOS FACTORES que han contribuido al deterioro de la confianza de la IP está la polémica determinación de CFE de Manuel Bartlett de solicitar arbitrajes para nulificar algunas cláusulas de los contratos pactados en el sexenio de Enrique Peña Nieto de diversos gasoductos de IEnova que preside Carlos Ruiz Sacristán, TransCanada de Roberto Jones, Carso de Carlos Slim y Fermaca de Fernando Calvillo. Para estas compañías el expediente es complejo. Nadie quiere pelearse en serio con un cliente relevante, aunque por otro lado hay inversionistas que reclamarán a estas compañías públicas, cualquier concesión. El tema va para largo y no descarte recursos por daños y perjuicios. Ayer IEnova que lleva Tania Ortiz optó por abrir un impasse de cuatro meses para el tubo Guaymas-El Oro. Dado que la construcción se ha mantenido interrumpida por 2 años, podría haber cancelado el contrato. No lo hizo por estrategia, y obvio la decisión nada tiene que ver con ceder terreno.

***

EN PLENO VERANO, Asur de Fernando Chico Pardo dio a conocer ayer un decremento del 0.7% en su tráfico de pasajeros aquí. Hay que el grupo aeroportuario maneja una terminal vital para el turismo como Cancún que decreció en el mismo mes 2.5%. En el año el avance de la clientela en Asur que dirige Adolfo Castro fue de apenas 2.8%. Lo internacional apenas avanzó 0.2%.

***

GS1 QUE DIRIGE Mario de Agüero ya se prepara para su Retail Day el próximo 10 de octubre, orientado a expertos interesados en la digitalización. ES la tercera edición de este encuentro que organiza la firma especializada en estándares para el comercio. Participarán especialistas de Rappi que dirige Alejandro Solís, PayPal a cargo de Blas Caraballo, 7 Eleven de Luis Chapa y Miniso de Juan Carlos Navarro. Se esperan unos 200 ejecutivos. Será en la Torre Danhos.

***

DAIMLER AUTOBUSES VA a estrenar director general a partir del primero de septiembre. Se trata del brasileño Alexandre Augusto Nogueira con una trayectoria de 25 años en esa firma. Relevará a Jan Hegner, quien tendrá nuevas responsabilidades. Hasta junio se han vendido en el país 21 mil 966 camiones, un incremento del 14%.

POR ALBERTO AGUILAR 

[email protected] 

@AGUILAR_DD

edp

¿Te gustó este contenido?