Anécdotas de familia

Carlos Hank González le dijo a López Obrador que Banorte confía en la Cuarta Transformación

Luis_Soto_
Luis Soto / Agenda Confidencial / Heraldo de México

Después de recomendar a los usuarios del sistema financiero que no deje de optar por Banorte, porque es un buen banco, y de elogiar al empresario y banquero Carlos Hank González, el presidente Andrés Manuel López Obrador contó la siguiente anécdota:

Conocí a su abuelo, Roberto González Barrera, y tuve una buena relación con él desde que fui jefe de Gobierno de la Ciudad de México, pero también ya después en la oposición. Ahí se ve si hay amistad sincera o no, porque en política suele pasar que se tiene amigos de mentira y enemigos de verdad. Roberto era amigo de verdad…

Contó que, tras la elección de 2006, la primera en la que se postuló a la Presidencia creó una asociación civil para obtener fondos y mantener el movimiento que encabezaba. Fue muy difícil porque nosotros sostenemos que hubo fraude, que nos robaron la Presidencia… pero además, fuimos víctimas de toda una guerra sucia, de una campaña de desprestigio; se creó un ambiente de linchamiento político porque protestábamos, lo hicimos de manera pacífica, no se rompió un vidrio, pero de todas maneras se nos lanzaron muy fuerte… (Le dieron en la torre a la economía de miles, pero eso se le olvidó relatar).

Siguió diciendo: Encima de todo, se presenta un ambiente de acoso, se abre la cuenta en un banco, fijamos las reglas para que no se fuesen a depositar cantidades grandes de dinero y que se nos fuese a acusar de recibir dinero ilícito (…) Y mucha gente del pueblo, jubilados, pensionados, depositaba; así obteníamos fondos y mantuvimos el movimiento… El caso es que, sin ninguna explicación, así, de manera arbitraria, se cancela la cuenta. No querían ni una relación con nosotros. Y don Roberto nos abrió la cuenta en Banorte. Y así continuamos recibiendo las aportaciones, narró el presidente López Obrador.

Después de la conmovedora anécdota, vinieron los apapachos y los apoyos. Carlos Hank González le dijo a López Obrador que Banorte confía en la Cuarta Transformación. Usted inició un cambio profundo, transformador; un verdadero cambio de régimen; usted lleva consigo la esperanza de millones de mexicanos que quieren un cambio para el país, dijo extasiado el principal dueño del negocio. Debió haber agregado: no los vaya a defraudar, acotan los observadores.

Hablando de anécdotas, los malosos recuerdan la del profesor Carlos Hank, cuando le regaló a José López Portillo la famosa Colina del Perro, y que López plasma así en la página 1,183 de su libro de memorias Mis tiempos:

Hank González que, como jefe del DDF, se había enterado del proyecto, generosamente nos ofreció el crédito en las condiciones planteadas. Nos prestó inicialmente 200 millones de pesos y más tarde, sumas complementarias. El profesor no aceptó que formalizáramos el préstamo ni la garantía. Se lo debemos. Ahí están las casas. Se las debo todavía a ese varón generoso y considerado que es Carlos Hank González. Esperamos la plusvalía de los terrenos sobrantes, más de 80%, para pagarle.

¡Para que aprendan cómo se debe cuidar a los clientes!

POR LUIS SOTO
[email protected] 
@LUISSOTOAGENDA

lctl

¿Te gustó este contenido?