Anaya y AMLO van por “papá gobierno”

Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador nos plantean que no estamos listos para ser autosuficientes como personas y que necesitamos como siempre a “papá gobierno”

Anaya y AMLO van por “papá gobierno”

Cuando muchos creíamos que la sociedad había entrado a una lógica de competitividad tal que cada sector dé lo mejor de sí, aparecen dos pre candidatos presidenciales, Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador y nos plantean que no estamos listos para ser autosuficientes como personas y que necesitamos como siempre a papá gobierno. Y claro, que ellos tienen la solución para gestionarlo todo, repartiendo. Dando y quitando.

Si uno de los dos triunfa en la elección de 2018 será por eso: porque la sociedad no está lista para competir. Anaya propuso su idea del Ingreso Básico Universal que, sin mérito, repartiría desde el Estado dinero a todo mundo solo por ser mexicano. Como Anaya es listo y sabía que sería criticado por su propuesta, está escudándola con las afirmaciones de algunos economistas con Premio Nobel. Pero ese dinero iría no solo a los pobres, sino también a la billetera de toda la clase trabajadora y a las clases medias del país. ¿Eres holgazán? No te preocupes, papá gobierno te becará. Populismo puro.

De la misma manera AMLO plantea grandes medidas populistas. Una muy notoria es su idea de dar 3 mil 600 pesos al mes a 2.3 millones de jóvenes sin trabajo, insertándolos como aprendices en talleres, empresas y comercios. ¿Es usted dueño de Telcel, Femsa, Bimbo, Alsea o Liverpool? Ahí le van 60 mil jóvenes a su empresa para que los vaya capacitando, aunque no los necesite. Y no se preocupe, el Estado les pagará el sueldo. Ah, ¿no puede recibirlos? El 1 de diciembre de 2018 sabrá las consecuencias.

Otra idea populista hecha explícita por AMLO esta semana es que el nuevo gobierno fijará precios de garantía para los productos agrícolas, producirá fertilizantes, se distribuirán los fertilizantes a precios bajos. Que, ¿se le echó a perder la cosecha? No se preocupe, papá gobierno lo rescatará. Ah, y Sagarpa le dará fertilizantes gratis. Ya fórmese. Que, ¿usted gestiona una pequeña farmacia en su pueblo, en lugar de dedicarse a la siembra? Lo siento, hubiese pensado mejor ser campesino.

Esa es la lógica del nuevo populismo mexicano. Y puede enamorar a muchas personas. Personas que, cuando prosperen y puedan viajar algún día, por ejemplo, a Londres o Singapur, se preguntarán por qué florece con tanto vigor la iniciativa emprendedora independiente allá. Serán mexicanos que, cuando su gobierno populista quizá esté en funciones, empezarán a criticarle desde un smartphone diseñado en California, manufacturado en China y traído a América en un barco coreano.

Es el México que viene si no gana Pepe.

ALERTA DESDE PALACIO NACIONAL

Cuidado con la Oferta Inicial de Monedas, dijo ayer la dependencia de José Antonio González Anaya, y alertó que los activos virtuales no constituyen moneda de curso legal en México y no son divisas. Por si todavía había dudas.

 

Columna anterior: EUA podría reventar el Plan B de México

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónRealidad política definirá futuro

Realidad política definirá futuro