Anaya, parecido con Maduro

Los anticalderonistas –comandados por Anaya y su pandilla—tienen con los “pelos de punta” no sólo a priistas en la Cámara de Diputados, sino a la sociedad


El nuevo presidente de la mesa directiva del Senado de la República, Ernesto Cordero, confiesa que se quedó perplejo por la actitud de su líder, Ricardo Anaya, quien solicitó la “expulsación” de él y los demás integrantes de la “banda de traidores” por haber  tomado por asalto la Cámara Alta la semana pasada. Anaya no era así, abunda. Antes tenía respeto por las instituciones, pero ahora parece ser que “le valen madres”, quiso decir Cordero.

Tal vez antes, cuando era niño, “Ricky Ricón” era bueno, decente, respetuoso, presumido, prepotente… pero desde que lo nombraron presidente del blanquiazul, y bajo su liderazgo le metieron una goliza al PRI en las elecciones del 2016,  y le puso una tunda de “perro bailarín” a Manlio Fabio Beltrones, Anaya sintió que podía hacer y deshacer lo que le viniera en gana con el PAN, sobre todo después de que en el 2012  Felipe Calderón y su séquito de incondicionales, lo habían dejado “para el arrastre”, apuntan los observadores.

Lo más preocupante, confiesa Cordero, que ahora “lamentablemente Anaya es el dueño del PAN y de todas las instancias de decisión y amenaza con expulsarnos sin darnos derecho a audiencia. Lo único que queremos es que se nos escuche, en una instancia objetiva, neutral, y que se valoren las evidencias que nosotros presentamos”, expone el presidente de la Mesa Directiva del Senado.

¡Se parece a Nicolás Maduro! Tercia el senador Roberto Gil. Pues más o menos, parece responder Cordero, porque quien no está con Anaya está contra él; además está demostrando su desprecio por las instituciones que antes no tenía el PAN. Boicotear la instalación de las Mesas Directivas es atentar contra las instituciones Republicanas de este país, acusa. Y si bien es cierto en muchas ocasiones en el PAN hemos ejercido presión política, nunca habíamos puesto en riesgo las instituciones del país, aclara.

Pero son los incondicionales de Anaya quien le endosan a usted, senador Cordero la responsabilidad de la ingobernabilidad en la Cámara de Diputados, le recuerdan.   “Nos quieren chantajear con el asunto del pase automático del fiscal anticorrupción”, pero no nos vamos a dejar, revira Ernesto.

Pero mientras son peras o son manzanas, los anticalderonistas –comandados por el presidente del CEN del PAN y su pandilla—tienen con los “pelos de punta” no sólo a los priistas en la Cámara de Diputados, sino a la sociedad y a la opinión pública, porque si no se instala la Mesa Directiva, el Paquete Económico para el 2018, que debe ser presentado el viernes próximo, se podría quedar en el bote de la basura hasta que instancias judiciales resuelvan la delicada crisis en San Lázaro.

AGENDA PREVIA

En la “guerra de guerrillas” entre las cofradías del PAN, los “anticalderonistas” filtraron una fotografía del senador Javier Lozano donde aparece con “El Cachetes”, presunto líder de los “huachicoleros” de Puebla. No sería extraño que Zhenli Ye Gon diera detalles del “coopelas o cuello”.

 

Columna anterior: La banda de traidores

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota