Anaya lastima a AMLO y éste además se desdice

#Verificado2018 lo corroboró también. “AMLO sí dio adjudicaciones directas por un monto de 171 millones de pesos, todas para la construcción del Segundo Piso de Periférico”

Anaya lastima a AMLO y éste además se desdice

 

Ricardo Anaya le ganó por fin una a Andrés Manuel López Obrador. El joven panista lastimó al ex jefe de gobierno en el último debate presidencial en la noche del martes.

Lo puso contra las cuerdas y le tiró un gancho al hígado, que sin exagerar –porque está grabado– sacó una mueca en el rostro del tabasqueño como acuse de recibido.

 

AMLO negó categórico, durante la transmisión en vivo, haber otorgado asignación directa por 170 millones de pesos y tener contratistas favoritos como ha acusado a Peña Nieto. Pero el tema creció. Esta vez no se le resbaló a López Obrador como buena parte de los asuntos que exhiben su bipolaridad política.

 

#Verificado2018 lo corroboró también. AMLO sí dio adjudicaciones directas por un monto de 171 millones de pesos, todas para la construcción del Segundo Piso de Periférico.

 

Ahora la agenda del tercer debate la fijó Anaya. Toda la mañana de ayer López Obrador se mantuvo callado sobre el tema. No contestaba el golpe, quizá en espera a que la ola de la información pasaría y al final retomaría el control.

 

Marcelo Ebrard intentó distraer en twitter: Bueno, alguien avísele a Anaya que su jefe de gabinete (Miguel Ángel) Mancera también dio contratos de asignación directa a Rioboó. Entonces ??? Puro cuento. Andrés no es corrupto y lo saben.

 

La narrativa no le benefició. Esta vez López Obrador si tuvo problemas. La percepción y sospechas por su maniqueísmo para enfrentar la acusación más seria en su contra en todos los debates sobrepasaron a sus colaboradores y fans. El propio Ebrard tuvo que volver a salir, pero ya con un tono serio. Aseguró que todos los contratos otorgados al empresario José María Rioboó, fueron auditados, sin dar a conocer mayores detalles.

 

Aún cuando ha criticado fuerte a  Peña Nieto por lo de los contratistas favoritos, Andrés Manuel tuvo que tragársela en la tarde, de voz propia, al ser increpado por periodistas  y aceptar que sí dio contratos sin licitación a Rioboó.

 

–¿No fue su contratista favorito?

 

–No es cierto, no es cierto. Eso se hizo de conformidad con la ley, en su momento. Se entregó a esta empresa después de que se hizo un análisis de que era el mejor estructurista que se tenía para construir los segundos pisos. Fue auditado muchas veces por el fideicomiso que manejó el dinero de los segundos pisos que yo construí; estaba en Banobras y saben quién estaba de director de Banobras, Felipe Calderón. O sea, yo no tengo nada de que avergonzarme, me pueden llamar Peje pero no lagarto.

¿El gancho que Anaya le metió a López Obrador le va a servir para restarle puntos? No es suficiente, pero tampoco López Obrador tiene asegurado el triunfo, menos cuando hay un nicho importante de votantes indecisos.

 

Cómo sea, Anaya y su equipo van a alargar y desmenuzar lo más que se pueda este tema, como las fotos de AMLO y José María Rioboó arrastrando el lápiz en una oficina y luego en predios del aeropuerto, así como los contratos y los fideicomisos que supuestamente auditaron las obras y por qué se reservó a 12 años la información del proyecto más importante de los últimos 20 años.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBolsa de red: El must del verano

Bolsa de red: El must del verano