Vidal Llerenas: AMLO, los populismos y los mercados

Es mentira que AMLO sea un factor que genere riesgos para la economía mexicana

Netlog

Las elecciones alrededor del mundo las están ganado candidatos que no son postulados por los partidos que tradicionalmente han disputado el poder político. Algunos son verdaderos actores que se han desarrollado fuera de los espacios políticos tradicionales.

Aun cuando existen coincidencias globales, las realidades de cada país son distintas. En México, la propuesta de cambio, para combatir la desigualdad y transformar el gobierno para que deje de estar capturado por una minoría y responder a las verdaderas preocupaciones ciudadanas, la encabeza López Obrador.

Su muy probable llegada al poder, lejos de ser un riesgo, es una oportunidad para profundizar la democracia mexicana, y combatir el principal problema de nuestras instituciones, la corrupción. En el tema económico, es también una alternativa para superar los bajísimos niveles de crecimiento económico nacional y ampliar los servicios públicos, las redes de protección y los derechos sociales de los ciudadanos. Eso es justo lo que falta para que la democracia se asiente mejor en nuestra desigual sociedad.

Es mentira que AMLO sea un factor que genere riesgos para la economía mexicana. No lo es porque ha establecido canales de comunicación con la empresa mexicana, a la que le ofrece políticas y un enfoque de gobierno que permita detonar inversión y empleo de calidad. Se tiene una visión de mejorar la cobertura y calidad de servicios como los de educación y salud, lo que incrementaría el capital humano y, por tanto, la productividad de los mexicanos.

Existe el compromiso de retomar equilibrios fiscales, que los últimos gobiernos han puesto en riesgo, reducir el gasto administrativo e incrementar la inversión pública. Es mentira que las expectativas de triunfo de López Obrador en 2018 o de Morena en el Edomex presionen el peso. En realidad en los últimos días todas las monedas de las economías emergentes se han depreciado por razones que no tiene que ver con la política.

México vive una crisis muy seria, económica y de seguridad, que no puede ser resuelta por las políticas impulsadas por el PRI y el PAN, los partidos de derecha que han cohabitado en el gobierno durante las últimas tres décadas.

Se apostó a una serie de reformas, que supuestamente faltaban para consolidar el proceso de modernización de la economía que no fueron las correctas, fueron mal implementadas y abrieron espacios para la corrupción, que no pudieron impulsar el crecimiento de la economía, que concentraron el ingreso en lugar de incluir a más mexicanos y regiones en el desarrollo. La alternativa es un cambio profundo en la manera de hacer política pública, en un marco viable, que garantice estabilidad, en ese sentido AMLO es la opción para construir una sociedad más justa.

Por: Vidal Llerenas, diputado de Morena

¿Te gustó este contenido?