AMLO inicia su gobierno

El mensaje del nuevo Presidente destacó por una serie de descalificaciones a los gobiernos anteriores

Mariana Gómez del Campo /  Heraldo de México
Mariana Gómez del Campo / Heraldo de México

Después de tres intentos, Andrés Manuel López Obrador, se convirtió en presidente de México, ante la presencia de jefes de Estado, representantes de los gobiernos y bajo una ceremonia solemne, en la que los partidos de oposición expresaron con respeto sus posturas.

El mensaje del nuevo Presidente destacó por una serie de descalificaciones a los gobiernos anteriores responsabilizándolos de todos los males, arremetió contra la llamada Mafia del Poder, de la cual fueron parte muchos de los que el sábado aplaudían sin cesar cada una de sus frases en la Cámara de Diputados. Subrayó que la desigualdad es muestra del fracaso del modelo económico de nuestro país, fustigó a las últimas administraciones y exaltó a Luis Echeverría con quien parece sentirse identificado ideológicamente.

Es aquí donde debemos recordar quién fue Echeverría. secretario de Gobernación de 1963 a 1969, señalado como el responsable de la masacre del 2 de octubre en Tlatelolco. Llegó al poder con un discurso similar al de AMLO, aspirando a un cambio de rumbo para el país regresando a los ideales revolucionarios en pro de los campesinos exaltando a figuras como Morelos, Juárez y Cárdenas.

Aquellos que se le opusieron, fueron perseguidos por las instituciones del Estado, basta recordar que, en 1976, Echeverría conspiró para destituir al periodista Julio Scherer García.

El cheque en blanco que expidió a priístas para no perseguirlos por actos de corrupción, puso de manifiesto el pacto que hizo, al menos de facto, con el PRI para llegar al poder.

López Obrador se mostró de cuerpo completo: nuevamente confirmamos su poca tolerancia a la oposición, pues cuando el PAN lo increpó para que bajara el precio de las gasolinas hoy, el Presidente respondió con un ahora resulta que los que subieron los precios piden que se bajen.

Justo ésa fue una promesa de campaña a la que le puso fecha: el 1 de diciembre de 2018. No cumplió.

Después de años de descalificaciones llenó de elogios a las fuerzas armadas, como ninguno otro lo había hecho en la historia reciente; era de esperarse, con un proyecto de seguridad que pasa por la militarización nacional, AMLO tuvo que congraciarse con los altos mandos militares para que hagan funciones de seguridad pública.

Al ritmo de me canso ganso, afirmó que en tres años funcionará el Aeropuerto en Santa Lucia, cuyo plan maestro y proyecto de impacto ambiental seguimos sin conocer. Parece que su doctrina de gobierno será El Pueblo soy yo, en palabras del historiador Enrique Krauze.

Desde el PAN nos preparamos para hacer frente a una administración que si bien tiene buenas intenciones, sus acciones demuestran que su proyecto se ha desvirtuado.

Finalmente, fue vergonzoso que el gobierno le regalará al dictador venezolano las imágenes que necesitaba, donde Maduro se regodea de sentir una palmada en la espalda. López Obrador, usted que se asume como demócrata, no insulte a los mexicanos que alzamos nuestras voces en redes sociales al grito de #MaduroNoEresBienvenido.

 

MARIANA GÓMEZ DEL CAMPO

COLABORADORA

@MARIANAGC

 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónSacapuntas / Heraldo de México

Sacapuntas