AMLO, en camisa de once varas

Hay que ver si en septiembre estarán funcionando al 100% sus programas sociales

Alejandro Cacho / Touché / Heraldo de México
Alejandro Cacho / Touché / Heraldo de México

El pasado fin de semana fue uno de esos para olvidar. La violencia sigue imparable en el país y las reacciones y respuestas del presidente López Obrador no han sido las más afortunadas.

A la espeluznante masacre (13 muertos) en Minatitlán, Veracruz, habrá que sumar la ocurrida una semana antes (seis muertos, tres niños) en Cuautla, Morelos. Y el asesinato de dos mujeres (un niño y un bebé heridos) en Comalcalco, Tabasco. Pero también en San Luis Potosí, Guanajuato, Chihuahua y miles de muertes más que al Presidente no le gusta admitir.

El altísimo número de muertes y las declaraciones al respecto de López Obrador solo dan mayor solidez a los cuestionamientos que le hizo Jorge Ramos días antes en la conferencia mañanera de Palacio Nacional. Entonces, ejércitos de bots —de esos que dicen que no trabajan al servicio de la 4T— desataron una vergonzosa e irracional campaña digital contra el periodista. Y como a toda acción corresponde una reacción de igual o mayor fuerza, pero en sentido opuesto, en hashtag #AMLORenuncia fue el trending topic número uno el fin de semana en las benditas redes sociales.

El Presidente reaccionó tarde y mal. Volvió a recurrir a la descalificación política del pasado en un sensible asunto que no admite grillas. Todo lo que está sucediendo es porque nos entregaron un país en crisis, un cochinero, pero lo estamos limpiando.

Cuandolos dolientes de las víctimas, y la sociedad entera, lo que esperan es un gobierno sensible que les dé esperanza y haga justicia, López Obrador insistió en su carga ideológica: todo este fruto podrido, todo esto que se heredó de la aplicación de una política económica antipopular y entreguista en donde lo único que les importaba era saquear, robar.

Dado que el Presidente es tan dicharachero y afecto a los refranes, déjeme decirle que se metió en camisa de once varas. ¿Por qué? En su afán por dar un plazo para serenar al país, prometió que en seis meses disminuirá la violencia. Aseguró que una vez que estén en vigencia plena todos los programas sociales de su gobierno y entre en funciones la Guardia Nacional se verán los resultados.

Sin embargo, ignoró las estadísticas y la historia. A) Perdió de vista que en el verano aumentan los homicidios. No solo en Mexico, en todo el mundo, es una tendencia histórica del comportamiento humano. B) Se contradice cuando justifica que su gestión apenas lleva cuatro meses y que heredó la violencia. Cierto, no es magia. Pero tampoco la Guardia Nacional, mágicamente, dará buenos resultados en seis meses. Ya existe en la Constitución, pero faltan sus leyes y reglamentos. Falta reclutar a 150 mil elementos, seleccionarlos, entrenarlos, capacitarlos, equiparlos y desplegarlos por todo el país. Y C) Primero, hay que ver si en septiembre estarán funcionando al 100% sus programas sociales. Segundo, no existe evidencia científica de que la asistencia social reduzca la violencia, y menos en seis meses.

 

Por ALEJANDRO CACHO

@CACHOPERIODISTA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónBueno / Malo / Feo

Bueno, malo y feo