Ambición desmedida

A principios de junio, la Secretaría de Gobierno anunció un programa de demolición de departamentos que excedan los límites permitidos por la ley


Para nadie es un secreto que vivimos en la CDMX un boom inmobiliario. Edificios nuevos se construyen por toda la ciudad, fenómeno motivado por el bando dos que promueve el desarrollo del centro de la ciudad. Desde 2010, se construyen edificios que van desde los 4 a más de 30 departamentos en colonias de delegaciones como Benito Juárez, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo.

El mayor ejemplo de urbanización y crecimiento demográfico es la zona norte de Polanco, ahora conocida como Nuevo Polanco, en donde las inversiones de Grupo Carso detonaron la construcción de vivienda y por lo tanto la plusvalía en colonias como: Granada, Ampliación Granada e Irrigación.

Y la cosa no para ahí. El grupo desarrollador MIRA anunció el mes pasado que invertirá 152 millones de dólares para la creación de una Comunidad Urbana conformada por mil 400 departamentos y más de 100 mil metros cuadrados de oficinas, sobre un área de 3 hectáreas donde en el pasado se movilizaban tráileres del Grupo Modelo. Será la obra más grande de Nuevo Polanco.

En otras zonas de la ciudad el crecimiento es más modesto, pero igualmente impactante. Vecinos de colonias céntricas como Narvarte, Del Valle, Santa Cruz Atoyac, Xoco, en la delegación Benito Juárez, se quejan amargamente del incremento poblacional de la zona y de la escasez de servicios como estacionamiento y agua por la aparición de nuevos edificios. El incremento de la plusvalía y del precio por metro cuadrado, han convertido a la construcción de vivienda en un negocio muy lucrativo que seguirá subiendo de valor, me dicen algunos desarrolladores.

Hoy, el precio por metro cuadrado de nueva vivienda construida en colonias de la delegación Benito Juárez oscila entre los 45 mil y 65 mil pesos. Polanco reporta precios por metro cuadrado que alcanzan los 7 mil dólares. Esta realidad detona la ambición de algunas inmobiliarias, que vía la corrupción construyen dos o hasta tres niveles más de lo proyectado, razón por la cual el Gobierno capitalino ya mete las manos en el asunto.

A principios de junio Patricia Mercado, Secretaria de Gobierno, anunció un programa de demolición de departamentos que excedan los límites permitidos por la ley. En la lista hay más de 40 inmuebles irregulares y para muestra, la jefa delegacional en Miguel Hidalgo Xóchitl Gálvez, ya inició el desmantelamiento de 4 departamentos en el corazón de Polanco, cuyo valor supera los 100 millones de pesos. ¿Quién ganará en esta carrera? ¿los desarrolladores que buscan la máxima utilidad, o el gobierno capitalino que busca se respete la ley?

 

Corazón que sí siente

Y que se le va la sonrisa a Javier Duarte. El exgobernador de Veracruz fue vinculado a proceso por delincuencia organizada y lavado de dinero por mil 670 millones de pesos. Casi se les pela, pero la PGR se ve que se puso las pilas.

 

Columna anterior: Urge atender el tema canino

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
OpiniónFOTO: @Gibsonguitar

Mítico fabricante de guitarras Gibson se declara en bancarrota